Yoga y meditacion.

YOGA Y MEDITACION

So-Ham: el sonido interior

Meditar en nuestro propio interior es la característica fundamental, de la técnica de la meditacion, y por lo tanto, esta nos llevara a un conocimiento real de quiénes somos, de descubrir las riquezas en nuestro interior y no salir a buscarlas afuera.
La clave de este particular método se comprende a través de una anécdota que cuenta una importante especialista en yoga y meditacion:

Yoga y meditacion.

“Cuentan que en Sudáfrica, al desastre de la fiebre de oro, muchos granjeros vendieron sus tierras para dedicarse a buscar el valioso mineral. Uno de ellos no quería hacerlo, pero al fin sus vecinos lo convencieron y junto a ellos se fue a buscar oro. Cuando, luego de varios años de búsqueda infructuosa, se convenció de su fracaso, terminó suicidándose.
Un día el granjero que había comprado sus tierras invitó a unos amigos a cenar. Luego de la cena se sentaron frente a la chimenea, sobre la que lucía una piedra de matizados reflejos.
_ ¿De donde has sacado esta piedra? _ pregunto uno de los amigos.
_ Estaba aquí cuando compré la granja – respondió el dueño.
_ Ponte contento, porque es el diamante más grande que he visto en mi vida.
Era cierto, debajo de la granja existía un riquísimo yacimiento de diamantes”.

De esta historia podemos aprender mucho. Como el granjero que buscando afuera de su hogar no encontró nada valioso y esto no le permitió ver el valor de lo que tenia adentro, al meditar debemos buscar dentro de nosotros mismos aquellos beneficios de armonía física y espiritual. El arte de la yoga y meditacion es una forma de bucear dentro de nosotros mismos y encontrar en nuestro ser profundo la fuerza para disfrutar del aquí y el ahora. Cuando vivimos el presente sin preocuparnos por el futuro, concentrados en el momento, todo lo disfrutamos más, y, ésta es la única forma de tomar el control de nuestra vida. El sentido de las cosas, de a poco, se revela; la luz divina que mora en nuestro interior se va encendiendo cada vez con más fuerza iluminando nuestra búsqueda.

La yoga y meditación, al trabajar desde el interior mismo, facilita el camino hacia esa luz, nos permite conectarnos directamente con nuestro interior, buscar honestamente en nosotros mismos lo que necesitamos para disfrutar de la vida y balancear nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra alma.

LA RESPIRACION EN LA YOGA Y MEDITACION

Una aclaración mas: la respiración es la vida, la manifestación de la vida que hay en cada uno. Cuando el aire se transforma en sonido, transforma la vida. Cuando la respiración es profunda y calma, la vida se hace, por ende, profunda y calma, menos sujeta a los vaivenes del mundo que nos rodea. La yoga y meditacion une la técnica de concentración en la respiración con la repetición del mantra So-Ham.

Yoga y meditacion.

El sonido So-Ham también es conocido como “el mantra que no se recita”, porque al inhalar el sonido que se produce naturalmente en “sah”, y al exhalar es “ha”, con una “m” producida en forma automática. Su traducción del sanscrito nos dice que significa “Yo soy Eso”, es decir, “Yo soy la energía”, “Yo soy la conciencia universal”. Durante la práctica, la respiración y la recitación del mantra se realizan en forma acompasada y con plena conciencia en ambas.
Recuerde que la yoga y meditación, al mismo tiempo que armoniza el sistema nervioso, purifica los canales energéticos, y también eleva la conciencia hacia planes superiores.

Para llevar a cabo la meditacion, se debe seguir la siguiente guía, recordando preparar el ambiente especifico:

1. Siéntese en la postura conocida de la yoga. Cierre los ojos y recorra todo su cuerpo percibiendo su estado corporal completo, pero sin moverse: tan sólo sienta primero sus pies, luego sus piernas, su cadera y así hasta llegar a su cabeza. Deténgase en cada lugar por cuanto tiempo sea necesario. No tiene por qué ser el mismo tiempo en cada zona.
2. Concéntrese en su columna vertebral. Recórrala desde su base en forma ascendente, intentando percibir cada curva. Lleve los hombros hacia atrás y abajo: relájelos. Mantenga la espalda derecha.
3. Asegúrese de que todo su cuerpo esté bien firme y recto, pero relajado. Compruebe que no haya tensiones en su postura.
4. Observe (mentalmente, o visualice) su cuerpo perfectamente inmóvil durante unos minutos.
5. Concéntrese ahora, durante la meditación, en su respiración natural y espontánea. Observe el suave fluir del aire que entra y que sale. No la cambie, ni la profundice: tan sólo obsérvela durante unos minutos.
6. Escuche el sonido de su respiración, y no sólo su ritmo. Nuevamente, no lo altere: tan sólo oiga los sonidos que produce, por algunos minutos.
7. Tras un tiempo, cada vez que inhale, escuche “Sooo…”.
8. Cada vez que exhale, escuche “Hammm…”.
9. Luego de algunos minutos repitiendo los puntos 7 y 8, empiece a percibir las pausas entre cada inhalación y su siguiente exhalación. No la altere.
10. Repita mentalmente el mantra acompañando el sonido de la respiración: “Sooo…Hammm…”. Manténgase en este paso por algunos minutos del ejercicio de yoga y meditacion.
11. Observe el momento en que Ham se diluye y aparece nuevamente un So. No lo altere.
12. Observe el momento en que el Ham se diluye y aparece nuevamente un So. No lo altere.
13. Deje de repetir el mantra, pero deje que su eco resuene en su interior. Escuche nuevamente su respiración., ahora sin el So-Ham, y vea que es la misma, natural y espontánea, del comienzo. Descanse por algunos minutos observando esto.
14. Desplace su concentración de la reparación al resto de su cuerpo. Vuelva a recorrerlo de los pies a la cabeza. Puede ser que tenga el impulso de quedarse por más tiempo en una zona: hágalo.
15. Movilice de a poco y muy despacio los dedos de las manos. Luego, los de los pies. Después estire las piernas. Abra los ojos.


 

 

Google

 
 
 
Copyright 2007. EL YOGA WIND. All Rights reserved