EnigmayMisterios.com

Curso de Masoterapia

La Alquimia

Curso de Masoterapia

Curso de Masoterapia

Diversos aspectos influyen en el resultado que se produzca en el cuerpo del paciente: quien recibe el masaje debe ser sensible a éste, la zona, la frecuencia, la intensidad, el ritmo y por supuesto el tiempo durante el que se aplique esta técnica.
Hay dos clases de beneficios que puede producir la masoterapia en el paciente: directos o indirectos.

Efectos de los masajes para aprender en el curso de masoterapia

Aplicación del curso de masoterapia

Los primeros se producen por la acción mecánica del masaje en el cuerpo del enfermo y tiene efectos positivos sobre diversas áreas físicas:

1) En la piel, las fibras flexibles se estiran y se produce un aumento de la secreción sebácea contribuyendo a que la piel sea suave y elástica, con lo que se obtiene una mejor nutrición y la vigorización de la misma.

2) Se produce un incremento de la elasticidad del tejido conjuntivo, que junto a la extensión de sus elementos constitutivos (cápsulas, aponeurosis, fascias y ligamentos) pueden producir la liberación de aquellas que están agarrotadas o adheridas.

3) En el tejido subcutáneo se produce un aumento de la asimilación y la circulación, produciéndose una mengua del tejido graso, potenciada por la dieta y la terapéutica apropiadas. Además, facilita la absorción de lípidos y acumulaciones intersticiales.

4) Así como en muchos tejidos, en el músculo se genera una mejoría nutricional e incremento del metabolismo, ayudando a imposibilitar la concentración de ácido láctico y a mejorar la excitabilidad muscular. Esto incrementa la tonalidad y el rendimiento muscular. El masaje es utilizado en esta zona para evitar la hipertonía y ayudar a la distención de los músculos.

5) En la circulación, el masaje puede ayudar a descartar hinchazones y secreciones al mejorar el retorno venoso y linfático.

6) Según el tipo de masaje que realicemos (sedante, relajante o estimulante), se produce un efecto diferente sobre los sistemas nerviosos central y periférico.

Los segundos, se producen a distancia a causa del desarrollo de las maniobras reflejas como la frotación cuyos efectos mecánicos son escasos.

a) Aplicándose sobre la piel se produce una dilatación de los vasos sanguíneos y un incremento de la temperatura en el área aplicada, así como de la asimilación. Se produce también un intercambio entre los tejidos y una migración de los leucocitos por medio de los capilares.

b) Las prácticas ligeras pueden hasta eliminar una contractura o convulsión muscular a causa de que los estímulos cutáneos producen otros que generan el descanso muscular y la dilatación capilar refleja.

c) Un aumento del umbral del dolor se manifiesta con el masaje, generando un proceso de anestesia focalizada y aún, ciertas tácticas son capaces de calmar dolencias profundas y producir "analgesia psíquica" en algunas personas.

Consideraciones a tener en cuenta en el curso de masoterapia:

Debe efectuarse en un ambiente íntimo, silencioso, con una temperatura de entre 20 a 26 grados, con buena iluminación y ventilación. La mesa se situará en el centro de la sala para que el fisioterapeuta tenga acceso al paciente desde todo lugar.
Los conocimientos del terapeuta deben ser extensos, un profesional pulcro y sus manos, agradables al tacto. Debe estar preparado para realizar las técnicas con ambas manos con el fin de evitar problemas futuros y el mantenimiento de la misma postura por un tiempo exagerado. Es indispensable que el profesional base su trabajo en la ciencia y actúe consciente y responsablemente frente a las diversas enfermedades y pacientes.
Una sesión de masoterapia puede perdurar indefinidamente, dependiendo de la extensión de la región anatómica que deba tratarse, dependiendo de cómo se encuentre el paciente, su sensibilidad y el brío con que se realice la técnica por parte del terapeuta.
En general, no dura más de 25 minutos ni menos de 5, aunque debe comprenderse que un masaje completo conlleva más tiempo que uno focalizado. Hay que identificar ciertos indicadores tales como un cansancio que dure más de un día, un esbozo de estado de shock, una hipersensibilidad o unos músculos en estado defensivo como signos de un tratamiento demasiado fuerte.
Se necesita el uso de sustancias lubricantes sobre la piel, tales como talco, aceites comunes, vaselinas o geles (movilisin, nivea, etc.), aunque hay que considerar que sustancias como los aceites son grasos y pueden manchar, por lo que mejor es usar talco en su lugar. Esto es a diferencia del masaje de Cyriax que no necesita de lubricantes.

Distintas posiciones del paciente según el tipo de masaje a realizar:

- Acostado sobre la mesa, de lado, con los brazos sobre los hombros, las manos juntas y la cabeza encima de de ellas en posición erecta. No puede ladearse la cabeza hacia ningún lado para mantener una relajación pronunciada al evitar la contracción muscular del cuello. Se coloca un cojín bajo el vientre, con el fin de mantener la columna recta y bien colocada y un cilindro en la junta tibio-astragalina, bajo ambos pies evitando que los pies estén en equino a causa de la presión de la mesa sobre los dedos de los pies.
- Acostado boca arriba sobre la mesa, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo y una almohada en la zona cervical y una más en los huecos poplíteos, obteniendo una leve curvatura en la cadera y rodilla. Se ubica, además, un rollo levemente arriba del calcáneo, todo esto con el objetivo de provocar el alivio total de la musculación.
- Sentado sobre una silla, con los brazos elongados por sobre la cabeza y apoyados sobre una mesa a la altura de la frente, se masajea así la nuca y la espalda.

Las prácticas se distribuyen en tres categorías en la profundidad.


1- Superficial: incide a nivel de la piel y a los tejidos que allí se encuentran. Su nivel de incidencia es minúscula por ser tratamientos para niños y/o ancianos.
2- Medio: afecta al nivel muscular superficial y medio realizándose con fuerte intensidad. Es el que se utiliza con mayor frecuencia.
3- Profundo: Siendo el más utilizado especialmente en los deportes, se busca llegar a lo más hondo del sistema muscular.