Aprender magia.
 
 
     
 

Aprender Magia

Actualmente muchas personas sonríen con escepticismo cuando oyen la palabra "magia" y hasta se burlan al saber que alguien tiene la intención y el deseo de aprender magia. Quizá no sepan bien de qué se trata, y tal vez ignoren hasta qué punto las prácticas ocultistas han marcado el destino de la humanidad. Adquiera su Manual de Hechizos Vudu AQUÍ


 

Aprender Magia

¿Cuál habría sido la historia de Egipto si Cleopatra no hubiera elaborado filtros mágicos para enamorar a Julio César? Si en Europa no hubieran existido las brujas y hadas, los alquimistas y los magos. Si las culturas americanas no hubiesen tenido hechiceros y chamanes; o si Oriente no fuera un universo de sabiduría y misterio, la historia del mundo, sin duda, sería otra. Practicar es parte de nuestra cultura, es un auténtico patrimonio que nos ha sido legado por nuestros antepasados.

 

Hoy en día muchas personas aprenden magia

Por suerte, actualmente muchos de los temores y viejos tabúes están quedando atrás. Por lo qué muchas son las personas que se sienten atraídas por el esoterismo, debido a que les atrae los secretos que encierra. Dejan entonces a un lado sus antiguos prejuicios y se animan a aprender magia, explorando esta herencia fascinante que nos dejaron las brujas, magos y hechiceros de todas las épocas y las diversas culturas.

 

En realidad, todos los seres humanos tienen la capacidad de poder emplear su energía psíquica para modificar la realidad, y de lograr en algún momento de la vida influir en hechos y sucesos futuros.
Pero, para iniciar el camino esotérico de practicar y hay que contar con cierto bagaje de espiritualidad y sabiduría, lo que implica poseer dos virtudes básicas y fundamentales.


Aprender MagiaPrimero: Una conducta basada en elevados principios éticos y morales de lo cual se deriva, necesariamente, una manera recta de comportarse.
Segunda: Una forma especial de conocerse a sí mismo, sabiendo de que no se necesita de la materia y los átomos, para hacerse una idea del mundo, sino que, más bien, intuye qué es éste, sin necesidad de conocerlo.
Por lo tanto, al comenzar el largo y maravilloso camino de querer aprender magia, se debe tener perfectamente en claro, que ambas virtudes, antes mencionadas, se unen en una síntesis práctica y dinámica: del pensamiento al comportamiento y de éste nuevamente al primero, para cambiar eficaz y positivamente la realidad.
Así, ser mago implica intuir las leyes que rigen el universo y actuar correctamente sobre él.

En principio, comenzaremos aprendiendo algo sobre magia natural. Más precisamente, conoceremos al “avellano”, el árbol de la sabiduría.El poder del avellano le ayudará a cumplir sus deseos, le otorgará sabiduría e incrementará sus facultades adivinatorias.

Este árbol brinda sabiduría y a escuchar en su interior, y le da la oportunidad de lograr sus peticiones y deseos. Actúa también, como un gran mediador de la naturaleza, ayudando a los hombres a aclarar sus pensamientos, además de reconciliarlos frente a posibles disputas.
Existen varias formas de tomar el poder que proviene de esta especie. La primera es utilizando sus ramas como vara mágica, la segunda, aprovechando los poderes que posee su fruto: la avellana.

Eligiendo la vara mágica

Con la finalidad de juzgar situaciones conflictivas con mayor sabiduría al comenzar los primeros pasos: construya una vara de avellano. Para ello, seleccione la rama más recta que encuentre, que tenga unos nueve nudos o brotes. Deberá cortarse preferentemente de una sola vez, durante una luna de cuarto menguante o en los primeros días de una luna nueva. La vara deberá de medir entre la medida de un brazo estirado y la de un antebrazo. Pero ¡cuidado!, antes de cortar la vara, no olvide pedirle perdón y agradecer al árbol, prometiendo a la naturaleza devolver lo que le ha quitado.

Cada vez que necesite ayuda para saber valorar un asunto de manera apropiada o para tomar decisiones acertadas ante una duda, sólo deberá sujetar la vara en su mano y señalar hacia un objeto representativo de la situación que lo está afectando. Por ejemplo: una billetera o monedero, si la duda que lo atañe es de orden económico.
Una vez terminada la consulta, guarde la vara envuelta en un trozo de tela color violeta. Como ve, la vara elegida es muy importante a la hora de practicar y aprender magia.

Avellana, fruto de los deseos

Los brujos y magos la llaman así porque, según dicen, tiene el poder de responder al pedido que uno realice, siempre que lo haga desde lo más profundo del corazón.
Además, tiene la cualidad de potenciar la intuición en cada uno de los rituales mágicos. Por eso, algunos adivinos y videntes comen este fruto antes de realizar sus actos adivinatorios.
Para que usted pueda utilizar este fruto a fin de reforzar su voluntad en cualquier ritual, simplemente, consiga una avellana seca y pelada. Apriétela entre el dedo pulgar y el índice de su mano derecha hasta romperla(si no puede, ayúdese con la otra mano). Repita su petición tres veces, en voz baja, mientras imagina la avellana cargada de poder concretando mágicamente el deseo que quiere que se cumpla. Al romperse, esta fuerza se liberará para que pronto se haga realidad. Y usted se sentirá feliz por haberse decidido e iniciar sin tabúes dicho camino.

 

Búsqueda personalizada


Enigmas y Misterios

 
 
Copyright © 2008/2010. La Magia Blanca. All Rights reserved.