EnigmayMisterios.com

Alquimista

La Alquimia

Alquimista

Alquimista

El alquimista usaba un horno que se le llamaba ATANOR o ATHANOR como herramienta primordial, la misma tenía una forma esférica y la utilizaban para transformar materia. En el mismo se quemaba y purificaba la "Prima Materia" (Karma) para transmutarla en sus diferentes fases.

La Prima Materia y el alquimista

Verdadero Alquimista

El gran misterio y dificultad del alquimista en su investigación estaba en poder reconocer la Prima Materia. Muchos antiguos escritores en sus obras, en lenguajes ocultos como símbolos, etc.; aseguraban que se encontraba en diversos lugares como: la escoria, el plomo, bajo la tierra, la sangre, etc. Mientras que otros pensaban que la Prima Materia se podía encontrar a simple vista pero sólo la podrían reconocer aquellos que tuviesen el código, y también decían que su aspecto era repulsivo. El Plomo y el Dragón eran los dos grandes símbolos.

Prima Materia y sus símbolos

Según los astros el plomo era un elemento del planeta Saturno, es por eso que dicho planeta es el referente de la Prima Materia. Según su aspecto, posición por casas y signos nos indica el Karma a saldar y así comenzar la conquista del Sol (Oro Alquímico) mediante un desarrollo.
Del punto de vista psíquico los traumas, complejos, inhibiciones a tratar en psicoterapia son representados por Saturno. Después de esto se podría realizar un proceso de la persona hacia el camino de la individuación.

Por otra parte los Nodos Lunares (Cauda Draconis y Caput Draconis) la cola y la cabeza del Dragón, representan otro indicador de la Prima Materia.
Para realizar bien su trabajo necesita la ayuda de una mujer a la que se le llama Soror Mystique, es el complemento que necesita para poder integrar el paso de alquimia al Sol y a la Luna, razón e instinto, conciente e inconciente, intelecto e intuición.
La Soror Mystique se destaca por interpretar los sueños, intuir y descifrar símbolos relacionados al Anima del hombre, como también a su energía lunar e inconciente, admitiéndole integrar a su mundo Solar dicha fuerza.

El objetivo de estas personas es transformar a Saturno en Sol, que la materia más oscura u opaca se transforme en algo más luminoso y resplandeciente. Pero primero se necesitaría la Prima Materia, que se creía que era de color negro y de olor desagradable, con aspecto de no tener utilidad, pero que a su vez encierra el secreto de la evolución y de la vida.
La Prima Materia se representa con el karma ancestral de cada persona, sólo con un buen y largo proceso de purificación el individuo podrá ascender a su Sol, logrando saldar su misión en esta vida. También podrá terminar con la rueda de las reencarnaciones al conectarse con el Gran Arquitecto, Dios o Yo superior.

Alquimista C. G. Jung

Para C. G. Jung el alquimista es la persona que se dispone a cambiar su propia Prima Materia, los procesos para cambiar el interior de una persona lo llevan a determinadas vivencias que culminan en cambios y chances para lograr encontrar su Oro interior.
El llamado proceso alquímico psicológico simboliza el elemento reflexivo de la persona o conciencia, en el mismo se ayuda a que la Prima Materia tome forma. Para lograr este proceso es necesario volver al origen o más conocido como "retorno a Saturno", eliminando todo aquello que ya no nos pertenece pero que todavía nos identifica. No hay que oponerse a este proceso porque si bien ya es muy doloroso, si nos oponemos podría ser aún más.

Tres procesos por resistencia al cambio retorno a Saturno

1- Conformación regresiva de la psique: Este proceso se produce por un fuerte miedo al cambio, provocando que la persona tome comportamientos regresivos infantiles, dándole seguridad esporádica pero impidiéndole crecer. El mismo se asocia al retorno Lunar por progresiones secundarias (27-30 años, 54- 60 años).
2- Disolución en el Self: A este proceso se le llama así cuando el Self toma control absoluto de la persona, llenándola de contenidos del inconciente dejándola sin uso de razón. Esto se asocia al proceso de Solutio Inferior.
3- Individuación: Aquí el Self y el Ego estás diferenciados y conectados, con esto se pierde la seguridad. El individuo puede volver al estado indiferenciado Ego-Self pero no de manera permanente porque no se ha diluido.