EnigmayMisterios.com

Alquimia Medieval

La Alquimia

Alquimia Medieval

Alquimia Medieval

La alquimia medieval fue la descendiente de la griega y por consiguiente llegó a conclusiones más creíbles que la anterior, aunque enfocada crecidamente en la magia también hizo experimentos con los materiales que estudiaba.

Reaparición de la alquimia medieval

Experimientos de la alquimia medieval

Entre el siglo 5° y 15° la ciencia y la alquimia fueron opacadas por las expectaciones religiosas, pese a esto en el siglo 7° vuelve a aparecer la ciencia con quienes heredaron los conocimientos antiguos egipcios y filosofía griega por la escuela de Alejandría, "los árabes". Instaurando a la alquimia como una practica verdadera y bien fundada.

Cómo se heredó la alquimia de los árabes

1°- Comprendió la alquimia medieval mediante los árabes en occidente primero por España, ya que mediante el reinado de Abderramán II (912-961) y de Al-Hákam II (961-976) fueron creadas muchas escuelas y bibliotecas donde acapararon estudiantes de todo el mediterráneo del mundo. Se dice que el Papa de nombre Silvestre II (999-1003) cuando era un simple monje llamado Gerbert, fue el primer europeo que conoció las obras alquímicas escritas por árabes.

2°- También tuvieron mucha influencia las cruzadas que pusieron en contacto la civilización árabe con la europea, provocando que la misma sintiera mucha curiosidad por la ciencia oriental. Vale la pena observar que Scicilia construyó un enlace entre Oriente e Italia, ya que el astrólogo Miguel Escoto dedicó una obra llamada De Secretis en el año 1209 a su maestro el emperador Federico II de Hohenstaufen. Dicha obra trataba sobre teorías alquimistas bien desarrolladas.
A mediados del siglo 12 empezó a ponerse en tapete debido a que se tradujo del árabe al latín la obra Turba philosophorum, que significa "la turba de filósofos". Las obras traducidas comenzaron a escasear ya que eran muy consumidas por las personas, tanto fue así que en el siglo 13 se tradujeron completas bibliotecas de alquimia.

Principios de la alquimia medieval

Al principio para los alquimistas los metales eran cuerpos compuestos por 2 propiedades; mercurio (que le proporcionaba lo metálico), y azufre (que le brindaba la parte combustible). Pero más tarde considerarían un tercer elemento, por su solidez y solubilidad, la sal. Dichos principios alquimistas remplazaron en la edad media a los elementos helenísticos. Estos conceptos enseguida derivaron a la posibilidad de poder realizar la transmutación de metales, pudiendo lograrlo por medio de dichos elementos. Pero se creía que para que la transmutación tuviera éxito se necesitaría un catalizador, y aquí apareció la famosa piedra filosofal. Por eso es que básicamente la historia se trata de la búsqueda de dicha piedra. Sin olvidarnos que los alquimistas muchas veces eran perseguidos por la iglesia ya que los confundían con brujos y magos.

Descubrimientos

Según los eruditos se podría transformar una sustancia en otra con el sólo hecho de sacar o agregar elementos en una medida justa. Por ejemplo, un metal de poco valor como el plomo se podría transformar en oro añadiéndole una cantidad de mercurio específica. Y haciendo honor a la calidad de ser humano es por eso que toda la alquimia medieval casi se basó en esto, convertir plomo u otros metales en oro. Por suerte gracias a este proceso los alquimistas descubrieron sustancias mucho más útiles que el oro, tales como el fósforo y ácidos minerales.

Dicho ácidos minerales como el clorhídrico, nítrico y sulfúrico comenzaron a utilizarse en experimentos de alquimia medieval ya que eran sustancias mucho más fuertes, causando mucho furor para la época. Con ellos podrían descomponer elementos mucho más rápido sin altas temperaturas, etc.
Se cree que el ácido nítrico fue el primero en descubrirse, logrado mediante la destilación de alumbre, salitre y vitriolo. Sin embargo el ácido sulfúrico era más difícil de conseguir porque se necesitaba la destilación de vitriolo o alumbre por separado y contenedores resistentes al calor y a la corrosión. Pero mucho más difícil de lograr es el ácido clorhídrico que se realizaría con destilado de sal de amoníaco o común y alumbre o vitriolo.

Igualmente casi todos los alquimistas medievales no consideraron estos descubrimientos como un gran éxito y siguieron con su principal búsqueda. Así que muchos fingían mediante trucos de prestidigitación la transformación de metales baratos a oro, y de esa manera benefactores financieros le daban su apoyo.
La alquimia la podríamos resaltar por sus grandes progresos útiles que realizaron para la química de laboratorio, ya que descubrieron muchas sustancias nuevas, inventaron aparatos útiles e hicieron técnicas aprovechadas más tardes por verdaderos químicos. En cuanto a sus métodos, la alquimia medieval dejo lo que más tarde se llamaría el método cuantitativo, gracias a sus meticulosos filtros para hacer dosificaciones meticulosas y exactas de los ingredientes que usaban.