Ejercicios de relajacion.

EJERCICIOS DE RELAJACION

COMO EVITAR LAS DISTRACCIONES

Aunque el espacio donde practique los ejercicios de relajacion esté aislado de todas las distracciones posibles, veremos que los primeros obstáculos en esta práctica, son la falta de concentración y las distracciones que nuestra propia mente puede llegar a poner enfrente de nosotros.

Ejercicios de relajacion.

Antes de profundizar en la concentración, es importante resaltar la diferencia entre concentración y meditación, mientras que la primera se encuentra por debajo de los sentidos, la segunda está por sobre ellos.
La concentración, al igual que los ejercicios de relajacion, son las primeras fases en la meditación. Fases que pueden durar mucho tiempo, tanto es así, que muchos de los grandes maestros pueden decirnos que lo que nosotros llamamos meditacion, es tan sólo un ejercicio de concentración, la primera etapa en esta preciada práctica.

A la mente occidental, envuelta en una vida moderna, colmada de entretenimientos mundanos, cada vez le cuesta más trabajo, fijar la atención durante largo tiempo en un lugar u objeto determinado.
Las personas que se inician en los ejercicios de relajacion, padecen la irrupción de pensamientos, que distraen del objetivo fijado. Ante esta situación, se recomienda ser testigo del fluir de los pensamientos, no es aconsejado rechazarlos puesto que, al ser reprimidos, con seguridad, volverán con más fuerza.
Una concentración desarrollada permite acceder a un elevado nivel de conexión y un dominio de la mente más eficaz en las actividades cotidianas. La práctica constante de los ejercicios de relajacion logra asombrosos resultados. Para ejercitar la concentración existen diferentes prácticas:
• Escuche música y sostenga la atención en la melodía durante varios minutos.
• Mire un objeto determinado y, cuando la mente se desvíe, vuelve enseguida al punto focal.
• Observe un grupo de objetos y después, sin mirarlos, intente recordar cada uno de los detalles. Y, por ultimo, es preciso recordar que se debe comenzar por estabilizar el cuerpo físico ya que si éste se mueve también lo hará la mente


EJERCICIOS DE RELAJACION EXITOSA

• Lugar: lo ideal es que practique los ejercicios de relajacion en un ambiente fijo, acondicionado especialmente, silencioso y cómodo, donde no sea interrumpido. Cualquier espacio de su hogar, por más pequeño que sea, servirá: decórelo con algunos sahumerios, velas aromáticas, un hornillo de aceites esenciales, alguna colchoneta o alfombra donde sentarse para meditar y, si así lo quiere, un equipo de música, empleando siempre música relajante y calma Procure que sea un espacio aislado para tal fin.
• Aromas: utilice siempre aromas naturales y sobre todo muy suaves, preferentemente como sahumerios o como aceites en un hornillo. Prefiera la lavanda, el incienso, la mirra o la rosa.
• Limpieza: es muy importante que el cuerpo esté limpio antes de los ejercicios de relajacion. Es importante que el espacio donde se realiza tales ejercicios también esté limpio y ordenado. Puede contar con flores o plantas naturales.
• Vestimenta: prefiera las prendas de materiales naturales (lino, algodón, seda), y de colores claros. Asegúrese de que la ropa sea cómoda y le quede floja, nada muy apretado puede ayudarnos a relajarnos. También es recomendable tener ropas exclusivas para la práctica, que deberá hacerse descalzo.
• Postura: no realice los ejercicios de relajacion acostado, pero siempre trate de estar lo más cómodo posible. Adopte una postura cómoda, sentado, con las piernas cruzadas. Si cruza las piernas en posición de loto es fundamental que no se sienta mucho dolor en los tobillos o las rodillas. Siéntese sobre una manta, alfombra o colchoneta, nunca sobre el piso desnudo, puede utilizar un almohadón. La columna debe estar bien derecha. Recuerde que es importante no moverse durante el ejercicio, por lo que debe sentirse lo más cómodo posible con su postura, lo suficiente como para que, con la práctica, se pueda perder conciencia de ella. Si fuera realmente necesario, puede sentarse en una silla.
• Horario: en la meditación es importante crear el hábito, por eso se recomienda realizarla todos los días a la misma hora. Puede elegir cualquier momento del día, tan sólo asegúrese de que sea el que le resulta más cómodo y que no lo tendrá que cambiar. Cabe considerar que los horarios más recomendados son a la mañana temprano o a la tardecita con la puesta del sol.
• Duración: deje que los ejercicios de relajacion duren tanto como su cuerpo y mente se lo permita. Al comienzo, entre 10 a 15 minutos serán suficientes, con el tiempo, podrá ir incrementando gradualmente. Recuerde que es mejor meditar menos tiempo todos los días, que mucho tiempo de vez en cuando.

PARA LOGRAR LA RELAJACION

Ejercicios de relajacion.

En la actualidad, sobre todo en Occidente, el ritmo acelerado de la vida cotidiana hace que el cuerpo se tense y no permita que la energía fluya correctamente al intentar practicar los ejercicios de relajcion. Dentro de los hábitos que pueden evitar tensiones, se destacan los siguientes: dormir en el mismo horario y la misma cantidad de horas, realizar actividad física diaria, mantener una alimentación sana y regular.
Una buena relajación provoca cambios inmediatos en el cuerpo y la mente, ya que actúa directamente sobre el sistema nervioso central. Por esta razón, es bueno que antes de realizar el ejercicio de meditación So-Ham se practique uno de relajación.
Para llevarlo a cabo, asuma la postura de meditación y coloque una vela encendida a la altura de sus ojos (puede colocarla sobre una tarima). Imagine, primero que nada, la captación de la luz al inhalar y la expulsión de las tensiones al exhalar: sienta cómo la luz entra en usted junto con el aire, y cómo todo el estrés sale al expulsarlo.

Cierre los ojos para practicar los ejercicios de relajacion, y empiece a recorrer cada parte de su cuerpo, desde los pies hasta la cabeza, con la mente. Vea cómo una pequeña llama de luz se enciende en cada zona en que se detiene, y cómo de a poco va creciendo hasta cubrir toda esa área. Al llegar a la cabeza, vea a su cuerpo en su totalidad, y note cómo se ha bañado en luz, quédese dentro de esa luz por unos minutos. Salga lentamente de esa luz que lo recubre y rodea. Abra los ojos lentamente y empiece a mover su cuerpo. Se sentirá energizado y lleno de calma y paz. Ahora está listo para pasar a la meditación So-Ham.


 

 

Google

 
 
 
Copyright 2007. EL YOGA WIND. All Rights reserved