Dieta para el Colesterol

Una sana y nutritiva dieta para el colesterol, y que a su vez sea apta para la desintoxicación, debe de estar enriquecida con alimentos que contengan compuestos antioxidantes, así como las vitaminas, minerales y otros nutrientes. En este sitio le brindaremos una lista de los principales alimentos con propiedades desintoxicantes y las virtudes anti colesterol de la China.


  • Dieta Equilibrada - Aliméntese Balanceadamente
  • Dieta Balanceada – No engorde comiendo pastas
  • Dieta de la Luna – Pierda 1 Kilo por día
  • Dieta para el Colesterol - Cuídese
  • Dieta para Gastritis - Cuide sus Salud
  • Menú Dieta - Aprendiendo a Alimentarnos
  • Tipos de dieta - Para todos los Gustos
  • Dieta Alimenticia - Menús, verdades y mitos
Maravillosas propiedades de las algas curativas

Las algas forman parte de la dieta humana desde tiempos remotos, habiéndose encontrado evidencias de que se comían incluso en la Edad de Piedra, También se habla de sus propiedades curativas en libros médicos antiquísimos de Japón y China.

Las algas son muy bajas en grasas, por eso son ideales para integrar una dieta para el colesterol. Proporcionan al organismo varios minerales: potasio, yodo, calcio, magnesio y hierro. Entre los muchos beneficios que aportan a nuestra salud se destacan:

1.- Ayudan a bajar de peso y el colesterol.
2.- Combaten la celulitis; siendo esto muy importante para el sexo femenino.
3.- Previenen enfermedades tan diversas como el temible cáncer, la hipertensión o la osteoporosis.

Es muy importante cuidar su salud con una dieta para el colesterol

Las algas son muy buenas en la dieta para el colesterol

Las algas, quienes mantienen las arterias sanas y el sistema digestivo en óptimo funcionamiento, son aliadas ideales a la hora de encarar una dieta para el colesterol.
Un estudio realizado recientemente en Japón ha demostrado que la gente vive más y mejor en las zonas donde se consumen algas en abundancia, sitios donde prácticamente se desconoce la hemorragia cerebral, el colesterol y la hipertensión arterial, males típicos de nuestra época.

Se ha comprobado debido a estudios recientes, que una dieta rica en la ingestión de algas permite evitar el efecto nocivo de las radiaciones, de los químicos, de la combustión de vehículos y fábricas y otras muchas sustancias que agraden diariamente a nuestro organismo.
También hay que tener en cuenta que las algas depuran nuestro organismo de los ácidos propios de la comida moderna. Su contenido en grasa es bajo y sus carbohidratos no se absorben totalmente. Son ricas en vitaminas: A, B, C, D3, E, K y, en menor cantidad, la B12.

En Oriente se recomiendan las algas marinas en los programas de pérdida de peso, y se afirma que desempeñan una función mejorando el metabolismo del agua, limpiando el sistema linfático y alcalinizando la sangre.
Entre otros beneficios también se utilizan en tratamientos de hinchazones, nódulos, bultos, bocio y enfermedades cutáneas.
Como podremos ver, las algas, no sólo son apropiadas para armar una dieta para el colesterol, sino que investigadores japoneses han demostrado que son capaces de interrumpir la mutación de ciertas células cancerosas.

Tipos de algas

Alga Kombu, Alga Nori y el Musgo Irlandés

La alga Kombu es de las más ricas en yodo y sus cualidades benéficas son numerosas. De los catorce elementos esenciales para el buen desarrollo de las funciones metabólicas del organismo, trece existen en esta alga. Combate la obesidad y ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre. Es un complemento indispensable en las dietas vegetarianas. Está recomendada también en casos de agotamiento, debilidad, convalecencia y para reforzar el sistema inmune. El Kombu se emplea por su aparente efecto anticoagulante s sobre la sangre. Se afirma que alivia los desequilibrios hormonales y se usa para el tratamiento del bocio, la hipertensión, los problemas de próstata, la anemia y la dificultad para tragar.

Hay diferentes tipos de algas utilizables en una dieta para el colesterolLa alga Nori contiene grandes cantidades de vitaminas C, B1 y A, y ayuda en la disolución y la eliminación de depósitos grasos. Además disminuye el nivel del colesterol, y por ese motivo es recomendable integrarla a la dieta para el colesterol. En la medicina china se recomienda contra el bocio, el raquitismo y la dificultad para orinar.

El musgo Irlandés, de color rojizo o verde rojizo, crudo es una excelente fuente de hierro. Se emplea en la industria para los alimentos gelatinosos. Se emplea en la medicina china para tratar las úlceras duodenales, combatir la arteriosclerosis y fundamentalmente para reducir el colesterol. Por esa razón la incluimos de inmediato en la dieta.

Existen una gran cantidad de especies de algas marinas, casi todas con significativas cualidades nutritivas. Son ricas en carbohidratos y proteínas, así como en potasio, sodio, azufre, calcio, magnesio y cloro, también son una buena fuente de hierro, manganeso, cobre, zinc, cobalto y yodo. Además son fácilmente cultivables y su procesamiento es económico. Por lo que su precio no significa un impedimento para evitar su consumo.

Algas a la mesa

Una porción de 50 gramos de Kombu seco proporciona al menos el 50 por ciento de la cantidad diaria recomendada de calcio para un adulto. A su vez, comer una pequeña cantidad de algas cada semana, hasta 25 gramos semanales, ayuda a mantener los niveles de yodo y colesterol en el organismo. Las verduras marinas contienen más yodo que el pescado.

Las algas suelen comercializarse secas de diversas formas, tales como láminas, copos, gránulos o polvos. Deben conservarse en recipientes herméticos, en lugar fresco y seco. Su sabor salado las hace ideales para espolvorearlas sobre los alimentos de la dieta para el colesterol. Además se pueden añadir a las sopas y guisos de cualquier otro tipo de dieta. Las láminas, también, se emplean para envolver los pasteles de arroz como aperitivo o para hacer sushi.

Sopa de Kombu

Ingredientes:

• Kombu (3 o 4 cm. por persona)
• 1 puerro
• Aceite
• 2 tacitas de fideos para sopa
• 1 zanahoria
• Agua
• Una rama de apio
• Una cebolla
• Sal, perejil

Preparación:

Poner el kombu en remojo en un litro de agua durante una hora y media. Cortar todas las verduras en trocitos pequeños (tipo juliana), menos el apio. Quitar el kombu del agua y picarlo en hilos pequeños, llevar el agua de remojo a ebullición e introducir en ella el alga picada y la rama de apio, continuando la cocción 25 minutos. Rehogar las verduras en el aceite, añadir las verduras y los fideos al caldo, cociendo 15 minutos más. Sazonar con sal. En el momento de servir retirar el apio y espolvorear con perejil picado.

Esta sopa de kombu queda a elección de las personas que siguen una dieta para el colesterol.

El sushi

De origen japonés , el sushi se ha extendido a lo largo de Occidente. Se trata de un alimento a base de algas Nori, las cuales después de la cosecha se prensan y se secan hasta que toman el aspecto de hojas de papel seco de color negro verdoso. Estas algas dependen de un aroma y sabor que las hace muy especiales para su uso. El plato también contiene arroz al vapor , mariscos o pescado y salsa de soja. Todos sus ingredientes lo hacen ser una comida baja en grasas, rica en vitaminas, minerales y proteínas, (por eso es ideal dentro). El sushi se digiere fácil y rápidamente y es una excelente opción para mantener el peso ideal. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que si esta comida no se prepara con la higiene adecuada, tiene un alto riesgo de contaminación y constituye un peligro para la salud. Se recomienda, por este motivo, consumir el sushi sólo si el alimento tiene aspecto fresco y no expele un olor intenso.

Más de diez alimentos desintoxicantes

Además de las algas, como parte fundamental de esta dieta para el colesterol, a continuación daremos a conocer la lista de alimentos que se caracterizan por depurar el organismo; siendo así, muy eficaces a la hora de combatir las grasas y el colesterol.

Manzana

Gracias a su capacidad absorbente, la fibra de la manzana ayuda a la higiene intestinal, eliminando las sustancias que pueden ser perjudiciales. Cuando salen salpullidos en la piel, debido a que el intestino no está limpio, la manzana ayuda a eliminarlos. El jugo ayuda a eliminar las toxinas y el colesterol.

Alcaucil

Aumenta el flujo de orina y ayuda en todos los casos de retención de líquidos, favorece la función, la irrigación y la desintoxicación. Favorece la regeneración de las células del hígado, y atenúa el impacto que el alcohol, las grasas y otros tóxicos ejercen sobre este órgano clave para la salud depurativa. Realmente, el rol del alcaucil es importantísimo en esta dieta para el colesterol.

Berro

Fuente excelente de vitaminas C y E, beta-carotenos y minerales, con sólo 22 calorías cada 100 gramos. Fue utilizado durante mucho tiempo por la medicina tradicional para tratar problemas hepáticos y renales. El jugo se emplea como remedio herbal, para acelerar la desintoxicación.

Cebolla

Ayuda a reducir la tensión arterial, el colesterol y evita la acumulación de grasa en la sangre (excelentes cualidades), y además combate las infecciones respiratorias. También favorece el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, favorece la eliminación de líquidos, ayuda a purificar la sangre, e incrementa el calor corporal.

Perejil

Rico en vitamina C, hierro, calcio y antioxidantes, ayuda a eliminar los líquidos y a activar la función renal, lo cual hace que los riñones filtren sustancias tóxicas de la sangre con más eficacia.

Pan integral

Los panes de cereal completo contiene residuos vegetales que funcionan como esponja que absorbe y elimina las toxinas por las heces, limpiando el intestino a medida que lo atraviesan. Como todos los alimentos integrales, es rico en vitamina B, que son fundamentales para obtener energía de los nutrientes, mantener sano el sistema nervioso, y mantener sana la piel. El pan siempre debe de ser integral en toda dieta para el colesterol.

Apio

Combate la presencia de ácido úrico y otros residuos tóxicos del metabolismo. Sus compuestos aromáticos protegen al riñón y la vejiga de la formación de cálculos. Además su fibra es útil para evitar el estreñimiento y acelerar el tránsito intestinal. También limpia las vías urinarias.

Uvas

Contiene antioxidantes, como los bioflavonoides que protegen las células de los trastornos degenerativos y estimulan los procesos depurativos del organismo.

Espárrago

Favorece el tránsito intestinal y facilita la digestión. Su contenido de ácido espargínico (óptimo para esta dieta) ayuda a equilibrar los líquidos y los minerales en el organismo. Posee potasio, que favorece la eliminación de toxinas acumuladas a través de la orina.

Yogur

Las bacterias que contiene esta leche fermentada tienen la capacidad de reequilibrar la flora intestinal y evitar las fermentaciones indeseadas, facilitando tanto la asimilación de los nutrientes, como la eliminación de los residuos perjudiciales. Dos yogures al día ayudan a mantener el organismo limpio y sano.

Durazno

Contiene vitamina C y potasio, un mineral que regula la presión arterial y ayuda a eliminar los líquidos retenidos en el cuerpo. Estimula la función eliminadora de los riñones, disminuyendo el riesgo de infecciones urinarias. Tiene esta fruta (de nuestra dieta para el colesterol), un efecto laxante suave y ayuda a limpiar la vesícula biliar.

Limón

Es un antioxidante que fluidifica y alcaliniza la sangre. Limpia las toxinas y ayuda a eliminar el ácido úrico y otros compuestos tóxicos a través de la orina.

Una fuente de omega 3

La semilla de Chía, muy conocida en México, contiene la mayor fuente natural conocida de ácido linolénico. Tiene, por lo tanto, altos niveles del ácido Omega-3, que favorece la circulación sanguínea, contribuye a regular la hipertensión arterial, reduce los triglicéridos y previene la arteriosclerosis. Por estas características, y otras, como prevenir las enfermedades del sistema cardiovascular.

La semilla de Chía también es una fuente excelente de calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y cobre. Cien g. de semillas contiene de 13 a 354 veces más de calcio, 2 a 12 veces más de fósforo, y hasta 9 veces más potasio que el trigo, arroz, la cebada, la avena y el maíz. Los niveles de hierro encontrado en la Chía son muy elevados y representan una cantidad inusual para una semilla. Pero la virtud que en este caso más nos importa, es la de reducir el colesterol. Y por esa razón es que no debemos olvidar de incluirla en la dieta para el colesterol.

Tanto las algas, como los otros alimentos con propiedades desintoxicantes, más las semillas de Chía, son todas útiles y necesaria para emprender la batalla contra el colesterol.


 

Búsqueda personalizada