Sueño Rem

Búsqueda personalizada
 

Todas las noches tenemos dos clases de sueños, uno llamado el sueño paradójico, que es cuando soñamos y nuestros ojos se mueven; y el otro es el sueño letárgico, en la que ni soñamos y tampoco movemos los ojos. El primero de los nombrados es conocido en la literatura sajona como el sueño REM (por Rapad Eye Movement, Movimiento Rápido de Ojos), y los otros, como es de notoriedad, como no –REM. Ambos, Aserinsky y Dement, afirman haber acuñado el término REM.

 

Sueño Rem
Lo que resulta, es que cuando nos acostamos y apoyamos la cabeza en la almohada y comenzamos a avanzar hacia el sueño atravesando esa inasible zona de durmevela, es cuando se nos empiezan a presentar imágenes oníricas totalmente aisladas y como que tenemos un control sobre nuestros pensamientos. Aquí es cuando nos encontramos en la parte uno de cuatro, que son las que componen el sueño letárgico (sueño REM). Cuando llegamos a la segunda parte es cuando ya estamos completamente dormidos. La onda de alta frecuencia y bajo voltaje que es característica de la vigilia desaparece y da lugar al electroencefalógrafo que este tiende a registrar una onda aserrada con picos de amplitud muy por encima de los de vigilia. Por último avanzamos a la etapa tres y cuatro, que es cuando tenemos ondas Delta de alta amplitud. Es aquí cuando el pulso cardíaco y la presión sanguínea se desploman, llegando a sus picos más bajos en la fase cuatro, ya aquí la respiración es muy lenta, las pupilas se contraen y el flujo al cerebro se reduce notablemente. Esta parte del sueño REM es muy similar al estado de coma.

Soñamos mientras estamos en el sueño rem

Puede ser que hasta este momento, Pavlov hubiera podido tener razón. Pero sucede que a los 90 minutos de sueño letárgico, es cuando comienza la primera secuencia paradójica. El electroencefalograma como que revive de repente y nos muestra una onda típica de vigilia. Para la neurología, nos encontramos despiertos; es por esta causa que hay algunos sueños que nos parecen que los hubiéramos vividos realmente. Es aquí cuando la presión sanguínea, el pulso y la respiración se tornan totalmente irregulares. Nuestros ojos se mueven hacia todos lados. Ya el flujo de sangre al cerebro asciende de golpe y la termorregulación se suspende (esto quiere decir que no padecemos sudoración ni tiritamos de frío); no se produce casi orina, pero la poca se hace más concentrada. Vaya si es complejo el sueño REM! En las personas masculinas, llegan a tener erecciones en esta fase, pese a que no tengan sueños eróticos, y en las mujeres hay un engrosamiento del clítoris. Por fortuna, existe una pequeña capa de tejido ubicada en el bulbo raquídeo, que lo que hace es paralizar nuestros músculos; si esto no fuera así, estaríamos corriendo serio peligro.

Sueño Rem
Luego de veinte minutos o quizá un poco más de tormenta orgánica y sueño, por lo general nos despertarnos o pasamos a un estado muy allegado a lo que es la vigilia, la mayoría de las veces sin darnos cuenta, y es aquí cuando regresamos a la primera fase del sueño REM, después pasamos a la segunda, la tercera y la cuarta, para volver al sueño, es decir que retornamos al episodio del sueño letárgico una hora y media más tarde. Cabe acotar que esto se repite tres o cuatro veces a lo largo de la noche y cada vez que termina una experiencia del sueño letárgico, es cuando cambiamos de postura en la cama. Aunque parezca menor, el cambio de posición es sumamente importante, pese a que muchas personas creen no moverse en la noche: pues si durmiéramos 7 u 8 horas sobre uno de nuestros costados, lo más probable es que nos despertáramos con algún nervio aniquilado por falta de irritación, este es cuadro muy común en las personas alcohólicos.

Para otros estudiosos y científicos, sin embargo, afirman que la fase del sueño REM sirve como ayuda para los procesos de aprendizaje, y no faltan los que aseguran que el proceso sirve para tender las redes neuronales en los niños, y que en las personas ya adultas este ya no sirve de nada. La conclusión, es que, si una persona es privada de su sueño, obtendría un desgaste orgánico total y puede morir. En contraposición, en ciertos cuadros de depresión severa se puede tener alguna mejora, siempre y cuando el paciente se despierte antes de la fase del sueño paradójico. Sin esta etapa, un individuo que no tiene conflictos psiquiátricos lo que sentirá es que no ha descansado.

Copyrigth © 2009 Tus Sueños. Todos los derechos.