Sacrificios

Búsqueda personalizada
 

Para esto nos remontaremos a tiempos en que los españoles llegaron a América. De todas formas los sacrificios y rituales no datan de esta época, pues hemos observado que muchos años antes estos ya se daban. Pero volviendo a América, ya en ese entonces habían determinados pueblos y algunas civilizaciones las cuales utilizaban este tipo de rituales, la mayoría de las veces mágicos y religiosos, en los cuales por ejemplo se sacrificaba a una persona en una hoguera. Adquiera su Manual de Hechizos Vudu AQUÍ

 

Sacrificios

Los indígenas y sus sacrificios

Según algunos historiadores, los indígenas de la época, sacrificaban a sus primogénitos para ofrecer dicho ritual al Sol. En este caso, la madre del niño o niña, se veía obligada (si hacemos memoria como se hacia en la antigua Cartago) a concurrir al ritual de la inmolación. Esto era horroroso ya que debía permanecer junto a otras mujeres frente al altar donde su hijo era sacrificado. Mientras la madre lanzaba gritos desgarradores de dolor y angustia, las demás mujeres bailaban, era parte del ritual.


La madre de la criatura estaba obligada —como en la antigua Cartago— a asistir a la inmolación, y se colocaba, acompañada de otras mujeres, delante del bloque de piedra donde su hijo tenía que morir. Mientras la madre lanzaba gritos de angustia, las demás mujeres bailaban danzas mágicas en honor del dios Sol.Pero lo que podemos afirmar, desde esta parte del continente americano, el pueblo azteca (México), eran los que más rituales y sacrificios sumamente sangrientos, practicaban. Había también otros pueblos o tribus, entre ellos los Olmecas que hacían este tipo de rituales con personas. Según lo que hemos podido estudiar los aztecas tenían un dios que era el más importante de todos y se llamaba Huitzilopochtli.
Lo que aconteció, es que cuando este llegó al mundo armado de un dardo en su mano derecha, un escudo en la otra y un casco que lucía plumas verdes, lo primero que hizo al nacer y se lo consideró como una hazaña, fue matar a todos los hermanos que tenía sin distinguir sexos. Fue por esto que para honrarlo, los aztecas realizaban sacrificios humanos en su honor. Luego por supuesto se hicieron todo tipo de rituales sacrificando personas con la excusa da adorar a todas las divinidades.
SacrificiosPero como sabemos el Sol era el dios más importante, llamado Ipalnemohuani, ya que este salía todos los días y era quien daba calor y vitalidad. Es por eso que para este dios se realizaban los rituales más terribles de todos. Es por eso que se le honraba, con corazones de hombres y de animales. Fue así que los rituales que hacia este dios tenían un tinte más mágico que religiosos. Todo hace parecer de que lo que querían lograr los aztecas y su mayor objetivo, era obtener mediante estos terribles rituales, fuerzas favorables, en cuanto a la naturaleza estamos hablando. Cosa de tener buenas cosechas y que fuera todo para mejor. Y en épocas de pasarlas mal, por lo menos hacer que esas situaciones se tornaran más llevaderas, hasta que vinieran las otras. Obviamente que mientras tanto seguían con sus sacrificios horrendos y terribles. Realmente eran rituales espantosos, pero lo que podemos sacar en conclusión es que no eran tan peores como los que se practicaban en Europa o en África. Por supuesto que no estamos a favor de ningunos de estos, ya que fueron una etapa horrible de la historia universal, de todas formas bien sabemos, que hasta hoy en día se realizan sacrificios, en otras religiones pero de animales y no de seres humanos, por lo menos que tengamos conocimiento.
 
Copyrigth © 2009-2011 Rituales Gratis.