Magia negra vudu
 
 
 
 
   
 
 

Trabajo de Vudu
Las personas que sufren estos trabajos, muchas veces no saben de donde proviene.

 

Amarre de Vudu
Los amarres son para el bien y no para hacer el mal, debido que son por amor.

 

 

Magia Negra Vudu

Aquí, en este sitio, transcribiremos el testimonio exclusivo de un periodista que, a través de una entrevista, afirma haber sido el blanco de ataques de magia negra vudu; siendo por ello, perseguido por un ejército de zombis.
Por supuesto que, por razones obvias, los nombres de los protagonistas han sido cambiados.


 

A continuación, la entrevista:

Marcos Esquibel es un periodista de Puerto Rico, ahora radicado en Francia, que se dedicó a investigar cómo y por qué los hechiceros haitianos, convierten a una persona normal en zombi.

 

Magia Negra Vudu
¿Por qué decidió investigar el fenómeno zombi?

- Cuando yo era muy pequeño, mis padres me llevaron a visitar Haití. Los Esquibel somos una familia de Puerto Rico, en buena posición económica y muy unida. Con nosotros viajó la hermana menor de mi padre, Encarnación, una muchacha bellísima que en ese entonces tenía quince años; y que por desgracia, conoció el poder maligno. Yo la quería mucho. El caso es, que Encarnación desapareció misteriosamente y a los tres días apareció muerta en la entrada de la casa en la que nos alojábamos.

Adquiera su Manual de Hechizos Vudu AQUÍ 

Como era muy costoso trasladarla a Puerto Rico decidimos, con profundo dolor, enterrarla allí mismo y así lo hicimos. Al día siguiente del entierro, mi abuela, que viajó de urgencia, se negó a regresar y al caer la noche, quiso visitar la tumba de su hija. A lo lejos vio como unos hombres excavaban en el lugar, fue a buscar a mi padre y cuando llegaron, encontraron la tierra revuelta. Sin duda, había sido víctima de una maldición.

 

¿Qué hicieron entoncespara saber que era magia negra vudu?

- Le dieron dinero al cuidador del cementerio para que abriese el ataúd y al abrirlo, estaba vacío.

¿Qué había sucedido?

- Evidentemente, se confirmaba que Encarnación había sido convertida en zombi, por medio de un trabajo, y secuestrada para siempre; tal vez en algún lugar de Haití siga trabajando como esclava.

 

¿Porqué le sucedió algo tan terrible?

- Suponemos que fue un acto de venganza. Ella había roto su compromiso con el hijo de un político importante y estaba de novia con un joven humilde, que luego de esa desgracia nunca quiso casarse con nadie. Mi abuela murió de pena a los cinco meses y todos fuimos olvidando esa desgracia.

Usted parece no haberla olvidado…

- Durante muchísimos años preferí no pensar en Encarnación ni en el tema de los zombis y el poder de los hechizos. Estudié periodismo, viajé y me casé con mi novia de toda la vida. A veces tenía sueños extraños, con hechiceros negros y mi tía pidiendo ayuda, pero el tema se convirtió en una obsesión cuando me enviaron a trabajar a Haití.

¿Quién lo envió y qué fue a hacer?

- Yo trabajaba para un periódico y me encargaron una investigación especial, cuando fue lo de la ocupación norteamericana. Estaba contentísimo porque era mi oportunidad de mejorar mi situación en el trabajo, estaba aburrido de escribir sobre temas intranscendentes, y usted sabe que para nosotros , los periodistas, viajar es siempre un logro importante. Lo cierto es que nada salió tal como yo lo esperaba. Con decirle que viajé por una semana y me quedé años.

¿Se instaló con su familia en Haití?

- No, preferí que mi esposa y mi hijita quedaran lejos del peligro que significan los brujos, además perdí el trabajo y no tenía lo suficiente como para mantenerlas en una tierra extraña. Quedaron con mis suegros y estuve a punto de arruinar mi matrimonio.

¿Qué lo indujo a tomar una decisión tan relevante en su vida?

- Me hice amigo de un médico haitiano, psiquiatra, que estaba convencido de que la droga que utilizaban los brujos para provocar la muerte aparente de los zombis puede ser usada con fines humanitarios, por ejemplo, para remplazar la anestesia total en las operaciones. Pero este hombre es blanco y la brujería está completamente vedada a quienes no son de color.

¿Entonces el médico le pidió ayuda?

- Sí, como soy negro y periodista, el tema de la magia maligna me apasionaba, él me dio una lista secreta con los principales hechiceros que viven en Haití e instrucciones bien precisas sobre cómo obtener información. Pero eso requería tiempo y un gran cuidado, ya que yo estaba arriesgando mi vida. Una vez que él me expuso todo el plan, no íbamos a poder vernos nuevamente por mucho tiempo, para no despertar sospechas. Pero para mantenerlo informado le envié durante todo el tiempo que duró mi investigación informes detallados, no a su domicilio, por supuesto. Además, era necesario que alguien fuera siguiendo mis pasos para ayudarme en caso extremo de peligro.

¿Cuál era el plan?

- Me hice primero amigo de un anciano, llamado Lewango, que pescaba peces globos. Este pez es utilizado por los brujos practicantes de la magia negra vudu, ya que se le exprimen las agallas para obtener una sustancia venenosa que provoca un estado de muerte aparente. Durante casi un año trabajé como pescador con Lewango. Al principio siempre era él quien llevaba los frascos con el extracto a los hechiceros, ya que se suponía que nadie conocía la ubicación de sus laboratorios, pero a los seis meses de estar juntos, un día Lewango no pudo realizar una entrega importante y la hice yo, así empecé poco a poco a entrar en confianza con los hechiceros más importantes de Haití.

¿Descríbanos el lugar en el que trabajan y cómo son ellos?

- Son personas comunes, generalmente ancianos. Hablan muy poco y tienen una mirada especial, penetrante, como si a uno le estuviesen viendo el esqueleto. Practican sus trabajos de magia en sitios solitarios y sus casas están custodiadas por decenas de zombis ocultos entre la vegetación. El que pasa por allí jamás logra verlos, pero escucha sus respiraciones roncas y jadeantes. Estos seres tienen la orden de matar si su amo se los ordena. Periódicamente, los hechiceros que yo visitaba presidían ceremonias secretas en las que muchas veces un grupo decidía “vender” a una persona a la sociedad.

¿Qué significa eso?

- Los hechiceros de magia negra vudu que yo conocí, pertenecían a la sociedad Bizango que opera en Saint Marc y tienen siete preceptos básicos que todos los ciudadanos, sin excepción deben respetar.

¿Cuáles son estos preceptos?

- No explotar a la familia ni a los empleados con desmedida ambición, respetar siempre a los pares, jamás hablar mal de la sociedad Bizango, no seducir a una mujer ya comprometida, no calumniar a los demás, no perjudicar a la familia ni a quien trabaja la tierra.

Parecen preceptos bastante buenos

Parecen, pero con la excusa de que alguien violó uno de estos preceptos, la sociedad Bizango se considera autorizada a condenarlo y drogarlo para infligirle el trabajo de magia haciendo que parezca muerto, hacerlo enterrar, revivirlo ya convertido en zombi y hacerlo trabajar durante años en condiciones infrahumanas. Por eso, es que tales preceptos a mí me resultan bastante contradictorios.

¿Y el gobierno no hace nada para impedirlo?

Lo intenta. El gobierno considera que estas actividades son completamente ilegales y el Código Penal prohíbe el uso de cualquier sustancia capaz de provocar un coma letárgico que no se diferencie de la muerte. Además, la ley considera que si la víctima es enterrada, el responsable, por más que la persona no esté muerta, será culpable de asesinato. Lo que sucede es que pocas veces la ley se cumple ya que los jueces, los policías y el resto de la sociedad temen las represalias.

¿Y usted no sintió miedo? ¿No teme que un brujo lo convierta en zombi?

- Sí, tengo miedo. Por eso vivo muy lejos de mi patria y nunca regresaré allí.. Tengo pesadillas terribles y me atiendo con un psiquiatra para tratar de olvidar el horrendo tema de los brujos y la magia negra vudu que me rodeó por tanto tiempo.

¿Usted ha visto algún zombi?

- Sí, he visto convertir en zombis a varias personas. Sus caras parecen transformarse en máscaras, quedando sin expresión, los párpados blancos y la mirada perdida.

¿Y cómo se hace?

- Con unos polvos mágicos se provoca un estado de muerte temporaria. La persona es velada y enterrada, muchas veces conciente de lo que le está sucediendo. Luego se la saca de la tumba, generalmente se la castiga físicamente para terminar de someterla y se la droga con una mezcla llamada “pepino del zombi”. Los brujos invocan a la entidad oscura que reina en los cementerios, pronuncian el nombre del muerto que se levanta y es golpeado con un látigo mágico. Finalmente, lo encadenan y lo llevan a la selva. Después, lo conducen a una especie de templo y un sumo sacerdote lo declara Muerto Viviente. Le dan un nuevo nombre y comienza una penosa vida de esclavo, producto del temido poder de la magia negra vudu.

¿Y el muerto se resiste?

- Algunos se resisten y han llegado incluso a matar a sus raptores. Nadie cuenta esas escenas, pero más de una vez se encuentran un grupo de cadáveres en el cementerio a la luz del sol, resultado de esta lucha.

¿Qué otros poderes tienen los brujos haitianos?

- Provocan mal de ojo, derrotan a sus enemigos con un polvo mágico, se comunican con personas muertas, lanzan maleficios, provocan la infidelidad y la ruptura en las parejas, crean discordia en los hogares y desórdenes mentales o agotamiento en las personas. Yo vi a los brujos moler los huesos de algunos de sus miles de compatriotas que mueren de sida, y combinarlos con otros elementos para formar un polvo mágico, para luego aplicarlo en los trabajos de magia negra.

¿Ninguno hace el bien?

- Muchos hacen el bien y salvan vidas, hay brujos de las dos clases. También se utiliza el vudu con fines políticos, para destruir a quienes oprimen a la gente, a los invasores.

¿A usted lo condenaron por espía?

- Sí, un ejército de zombis vino a buscarme a mi hogar, pero yo estaba alertado y logré huir en un helicóptero que facilitó el gobierno francés, para el cual realicé la investigación, con el asesoramiento del Doctor Delón.

¿Cómo lo descubrieron?

- Varios hechiceros fueron interrogados por organismos internacionales, salvé a una familia de ser zombificada, tal vez hayan sospechado de mí desde un primer momento.

¿Se arrepiente por haber participado en este trabajo?

- No me arrepiento. Tal vez, gracias a los datos que proporcioné, algún día pueda evitarse que jóvenes inocentes como mi tía Encarnación sean convertidas, por los brujos amantes de la magia negra vudu, en cadáveres vivientes. Lo único que ruego es que mis seres queridos no sufran las consecuencias y confío en que así sea, porque todo esto sólo lo hice con la intención de ayudar a los demás.

Muchas gracias por su testimonio y su valentía señor Marcos Esquibel.

 

Búsqueda personalizada


Enigmas y Misterios

 
 

 
 
 
 
Copyright © 2007-2011. Magia Vudu. All Rights reserved.