hechizos y brujeria
 

Como hacer
Brujeria
¡Información sobre la magia y brujeria
entre otros
misterios!

Cuentos de Brujas
¡Todos conocemos los cuentos de brujas! La información más completa!

Fantasmas y Espiritus
¡Las mejores imagenes e historias!

 

 


Hechizos y Brujeria

La Antigua Brujería Wicca

Los hechizos y brujeria es hoy unos de los temas más populares al igual que los hechizos. Lo que hace unos cinco o diez años era cosa reservada de muchachos, se ha convertido en un tema de interés no ya sólo de los jóvenes, sino también de los adultos. Sería conveniente explicar y aclarar antes que nada, lo que no es un brujo o un hechicero. Una bruja no es la clásica imagen popular en la cual es una viejecita que usa un sombrero negro y puntiagudo, con una verruga en la nariz y que suele surcar los aires montada en una escoba. Así como tampoco es un brujo aquel individuo que atraviesa un muñeco con un alfiler con el objetivo de dañar a otra persona. Adquiera su Manual de Hechizos Vudu AQUÍ

hechizos y brujeria

El brujo no es un mago embaucador. No conjura a los espíritus de los muertos. No fabrica brujeria amor con ojos de salamandra, colas de renacuajo y a cuales de todos estos ingredientes es más repulsivo. Tampoco es una brujeria una misa negra. No lo es el culto al Diablo. No lo es ninguna práctica supersticiosa, de las que efectúan algunas personas despreciables y depravadas, las cuales están peleadas y han despreciado a su Dios, esto no tiene nada que ver con la magia. No es anti religiosa, anti cristiana, no es anti nada. Los hechizos son la religión más vieja del mundo. Se conocía entre los antiguos anglosajones y escandinavos con el nombre de Wicca, un culto naturalista que data de la edad de piedra, que hizo su aparición desde los mismos comienzos de la humanidad.

Creencias, hechizos y amor

El hombre de aquella época miraba el firmamento y veía cosas que le era imposible comprender: el Sol, la Luna, las Estrellas, los Astros. Notaba que había en la Naturaleza infinidad de fuerzas ocultas, algo que no podía captar con la vista y que exigía una explicación. Es así como nació la primera de las religiones: La Hechicería. En las más primitivas sociedades, las fuerzas de la Naturaleza eran la manifestación de una potencia misteriosa, terrorífica, a quien era necesario aplacar. De ahí que nació la necesidad de poner manos expertas las relaciones con esos poderes ocultos que tenían los hechizos y brujeria, que controlaban desde el clima hasta las relaciones con la brujeria amor. La comunidad seleccionaba al "Shaman" o sacerdote para encargarle esta delicada misión. Cada fenómeno tenía una deidad diferente, por lo cual hacía que ciertas cosas no se pudieran explicar más que por la intervención de dioses. Más por encima de todas aquellas deidades sobresalía siempre el principio de un Ser Supremo. La hechicería reconoce la existencia de ese supremo poder, exactamente igual que lo han venido haciendo otras religiones nacidas posteriormente. En el principio de las religiones, como en la de la antigua brujeria, encontramos la adoración por el Sol por parte de los humanos. En la antigua tradición o denominada Antigua Religión (así se llamo en un principio a la hechicería) no se personificaba a ninguna divinidad como en la tradición judeo-cristiana. La magia le rinden culto a una fuerza superior, la fuerza que todo lo controla.


Búsqueda personalizada

 

El Sacerdote y la Sacerdotisa eran los únicos intermediarios entre la comunidad y esos poderes desconocidos. Pero fuera de esa función mediadora, su poder e influencia eran realmente escasos. No pasaban de ser otros miembros de la comunidad. Es por eso que la Vieja Religión es la más democrática de todas las religiones las cuales ha conocido el hombre en su peregrinaje.

A medida que el tiempo fue transcurriendo, la gente fue dejando la costumbre de recluirse en cuevas, y así empezó a pasar más tiempo al aire libre. Este cambio de vida dio origen a la agricultura. La continuidad de la agricultura hizo posible que con las cosechas y sumada la caza, asegurara la supervivencia del ser humano. El Dios de la caza solía representarse con la figura de un hombre con la cornamenta de un ciervo. Representándose a su lado en contraposición se representaba a lo femenino con la Luna, era la Diosa Diana. Era la Diosa madre de la Vieja Religión que poco a poco fue desplazando a la deidad masculina.

hechizos y brujeriaPara la sociedad de aquel tiempo (la Edad de Piedra) la Luna no solo representaba la noche, sino también lo misterioso, lo oculto, lo impenetrable, el ensueño, la sexualidad; y también el brote de las emociones que daban lugar a la brujeria amor.

El Sol representaba meramente la luz necesaria para cazar, hacer las faenas agrícolas y otras prácticas rutinarias.

Continuaron en Europa durante algún tiempo. En la Antigua Grecia de denominaba la religión del Pan, representada por Diana y Dionisio. De todos los animales no era el principal el ciervo, sino la cabra, pezuñas hendidas y cuernos, parecidos estos a una creciente lunar. Con algunas diferencias, la hechicería se ha desarrollado en culturas procedentes de civilizaciones africanas, cristalizando en prácticas supersticiosas como el "buda", la magia "obeah" y el "juju", basadas en el temor a una monstruosa deidad, objeto de esta clase de cultos.

Fundamentos

La Vieja Religión del noreste de Europa, la citada "Wicca", estaba regida por tres principios que vamos a enumerar a continuación:

•  Necesidad de vivir a tono con la naturaleza, representada por esa Diosa madre llamada Diana, y por ese Dios de la caza con simbólicos cuernos, situado en segundo lugar. A Diana se le rendía un culto de encantamiento, pero no se realizaba ningún tipo de sacrificio, ya que la vida para el ser humano era un bien preciado y ninguno podía verse privada de ella. El respeto a la vida y a las emociones que se derivaban a la brujeria amor, eran parte integrante de la Vieja Religión.

•  El uso de la magia, la verdadera magia no tiene nada que ver con esos espectaculares trucos que se pueden observar hoy en día. La magia en la religión de los Wicca u hombres sabios, quiere decir sencillamente, un íntimo conocimiento de las leyes naturales, más allá de los que les es familiar a las personas corrientes.


 
 
 
 
Copyright © 2008-2011. La Brujeria. Todos los derechos reservados.