Arte egipcio

La historia del arte egipcio muestra una poderosa actividad que fue evolucionando a través de sus grandes épocas de gloria. Tuvo una inspiración esencialmente religiosa y se manifestó en la arquitectura, la escultura, las pinturas y los relieves murales.

Arte Egipcio

Las tumbas y el arte egipcio

Dentro de la arquitectura se destacan las tumbas y los templos, caracterizados por su monumentalidad y solidez. En el Imperio Antiguo la arquitectura culminó con la construcción de las grandiosas pirámides lisas, (recubiertas de piedra caliza blanca) después de hacer las tumbas- mastabas y las pirámides escalonadas. La tumba-mastaba (mesa, en árabe) consistía en una cámara excavada profundamente en el suelo, con un monumento exterior de piedra.

 

La más elevada de las pirámides lisas, obra maestra del admirado arte egipcio, tenía 146 mts. De altura (hoy día 137 mts. por el desgaste del tiempo) y cada lado de la base cuadrada tiene 244 mts. Están totalmente construidas con bloques de piedra, y en su interior, corredores y pasadizos secretos que conducen a la capilla y a la cámara mortuoria donde se depositaba la momia y las riquezas del personaje sepultado.

En el Imperio Medio o tebano las pirámides fueron sustituidas por tumbas subterráneas (hipogeos) excavadas en los acantilados rocosos. Las paredes de los corredores y salas interiores de las pirámides y de los hipogeos están todavía hoy cubiertas con inscripciones jeroglíficas, pinturas y relieves.

Templos, escultura y pintura

Arte EgipcioLos templos, se construyeron sobre bases rectangulares y poseen un elevado número de gruesas columnas que se distribuyen en su interior. Al templo se llegaba por una amplia avenida bordeada de esfinges, estatuas con cuerpo de león y cabeza humana. Los templos más notables son los de Karnac y Luxor en el sitio que ocupara la antigua Tebas.

Un templo era a la vez propiedad y casa del dios; y estaba encerrado en un vasto cerco de ladrillos. Contenía habitaciones para los sacerdotes y los servidores, talleres, edificios de servicio y parques para los animales destinados al sacrificio.

El templo propiamente dicho, estaba en el centro del recinto, dentro de una segunda línea de murallas.

Las principales esculturas son majestuosas imágenes de dioses o faraones. Se hicieron generalmente de tamaño natural, pero muchas de ellas tienen tamaños gigantescos y fueron realizadas con varios bloques de piedra. La característica principal de esta rama, es la simetría y un vigor de expresión, poco común.

La pintura y el bajo relieve alcanzaron su mayor belleza en el Imperio Nuevo, destacándose por la refinada elegancia de sus figuras captadas en escenas familiares e íntimas.

La pintura

La pintura no era, lo que fue después, un arte separado. Se pintaron primero los muros, las estatuas y los bajos relieves. Más tarde se pintaron al fresco escenas familiares, que fueron exclusivamente bajo relieves no grabados. Los artistas no trazaban más que los contornos que luego iluminaban con colores planos y convencionales. El colorido era vivo, y como los artistas por gustarles el detalle, reproducían escrupulosamente lo que veían, estas pinturas murales, muy frecuentes en las tumbas, son valiosísimos documentos para estudiar la vida durante la Época Antigua.

Amón-Ra fue el dios supremo durante el período tebano, considerado el creador de todo lo que existe.


 

Búsqueda personalizada

 
 
Copyright © 2008/10. Historia del Arte. All Rights reserved.