Amuletos

Cuales son las funciones de los amuletos, pues es lo que les narraremos a continuación.
Un amuleto tiene como principal función, alejar del mal a quien lo posee. Si observamos los orígenes de su nombre, éstos indican claramente esta función. La palabra “amuleto” deriva del latín “amuletum”, ésta a su vez deriva de “amoliri”, la cual significa “apartar”.
Adquiera su Manual de Hechizos Vudu AQUÍ


 

Amuletos

Un amuleto precisamente aparta a su poseedor de todas las fuerzas del mal que puedan perjudicarle y lo mantiene siempre protegido y saludable. También puede proporcionarle suerte, como obtener dinero, o cualquier otra cosa que uno desee.
Desde tiempos muy primitivos ya eran conocidos y se utilizaban con frecuencia. El pueblo primitivo creía firmemente que si escribían palabras en representación de algo, éstas tenían el mismo poder que lo que se estaba representando. Con éste tipo de creencias, comienzan a surgir los amuletos como forma de conservar en forma permanente los conjuros mágicos.

Por otra parte, los indígenas por ejemplo, utilizaban los mismos para protegerse de las grandes fuerzas de la naturaleza, diluvios, pestes, plagas, epidemias, vientos y muchas más, frente a las cuales los indígenas se sentían desprotegidos. Muchas veces, éstos atribuían estas desgracias naturales a las fuerzas de los dioses, que por algún motivo, ya sea por haberles faltado el respeto o por sentirse atacados, se habían enfadado, lanzado sobre ellos algún tipo de maldición. Frente a este gran poder el hombre primitivo precisaba entonces una forma de protegerse, encontrando en los talismanes la protección que necesitaba.

Búsqueda personalizada

Como se fabricaron los primeros Amuletos

En un principio, los amuletos eran realizados con elementos naturales. Se observaban las características y propiedades de cada componente de la naturaleza y según la necesidad de la persona, se elegía el elemento que iba a llevar consigo y que la protegería en cada momento. Si la necesidad era de curación, entonces el individuo elegía llevar consigo una planta o fruto que sirviera para sanar su dolencia. Se pensaba que si al ingerir éstas plantas, lograban curarse, entonces llevándola junto a ellos tendría el mismo efecto. En caso que la persona necesitara defenderse ante una adversidad, se utilizaban pesuñas, garras, collares de dientes afilados y todo objeto que en la naturaleza sirva de protección a un animal, preferentemente peligroso, así la defensa sería mayor. Los de este tipo formaban parte de lo que se denominaba “magia simpática”.

Posteriormente, junto con la “magia cabalística” se crearon los talismanes y pantáculos, de todas formas los amuletos siguieron siendo los más utilizados.
En el presente los talismanes pueden ser tanto naturales como artificiales. Los primeros se asocian a los creados mediante la utilización de plantas o piezas de diferentes animales. Este tipo es elegido como ya ha sido mencionado anteriormente de acuerdo a sus componentes, características y propiedades.
En cuanto a los amuletos que requieren plantas, generalmente constan de relicarios, dijes o escuches colgantes, que contienen en su interior fragmentos vegetales que se relacionan con una alguna función curativa. A estas plantas anteriormente se las consideraba mágicas, ya que el acto de sanar, en el pasado era un suceso relacionado a la magia. Así mismo, recipientes en metal, piedra, cristal u otros materiales, cargados con la sustancia curativa o “mágica” de la planta elegida, pueden auspiciar.

Amuletos

Es el poder medicinal del vegetal entonces, quien le da la cualidad protectora al amuleto. La relación entre la planta y la astrología también son parte de la energía de este elemento mágico, no hay que olvidar que la magia y la astrología siempre estuvieron ligadas por fuertes lazos.
La mandrágora es la planta mágica sin duda más conocida. Acerca de ésta surgieron miles de historias fantásticas relacionadas a la magia. Se decía que la misma poseía innumerables propiedades curativas y estimulantes. También tenía cualidades anestésicas increíbles. Por la forma de su raíz, sus hendiduras y grietas y su gran parecido con el cuerpo humano, se ha relacionado metafóricamente a ésta planta con el hombre y la mujer, en cuanto a su cualidad de influir en las relaciones amorosas. Se preparaban infusiones de los líquidos de la mandrágora para lograr fortalecer el amor entre las parejas. Además se la usaba para proteger los embarazos. Se realizaban talismanes que contenían este vegetal y se los daban a las mujeres embarazadas, así como también se colocaban cerca del bebé recién nacido. Muchas eran las supersticiones que la involucraban, y en los tiempos en los cuales la medicina estaba muy relacionada con la magia, se pensaba que la mandrágora tenía las cualidades mágicas perfectas como para considerase un preciado amuleto. Incluso la extracción del suelo de la mandrágora para su utilización, se realizaba con mucho cuidado y respeto, ya que se consideraba que esta planta estaba llena de vida.

Actualmente la mandrágora es considerada simplemente como una solanácea de flores acampanadas y frutos en baya. Científicamente se la utiliza para realizar sedantes y somníferos. Sin embargo esto no implica que la misma ya no se considere importante desde el punto de vista de la magia, al contrario, muchos magos la siguen utilizando en sus ceremonias por considerarla una planta con gran poder mágico.
En cuanto a los talismanes que se realizan con piezas de animales, como se mencionó anteriormente, éstos pertenecen a la “magia simpática”. Su poder y energía se basa fundamentalmente en la propia función que la pieza cumplía en el animal del cual formaba parte. Un cuerno tiene como principal fin la protección, y una vez que una persona lo utiliza como amuleto, éste puede protegerla de tantos males como su dueño lo necesite. Puede, por ejemplo, proteger a un cazador de un feroz animal o a un niño de los espíritus que lo inquieten. Por otra parte, un diente utilizado como amuleto puede favorecer la dentadura de su poseedor.

En el terreno de los amuletos artificiales entran aquellos realizados con metales, piedras, cristales y cualquier otro tipo de mineral. Su función se relaciona muy de cerca con la astrología, por este motivo se los considera cercanos a los talismanes.
Sin embargo hay que tener en cuenta que no importa con que material esté construido un amuleto, éste siempre será válido mientras represente lo que su dueño desee e incremente su confianza. Así, es como se siente un cazador cuando lleva colgado en su cuello el gran diente de una fiera. En suma, siempre que se esté convencido del poder y la fuerza de los amuletos, éstos cumplirán su objetivo.

 

Más Información
Brujeria
Vudu
Rituales
Hechizos
Magia Blanca

 
Copyrigth © 2010-2011 Hechizos de Magia.