Apariciones de Fantasmas

Materializaciones y fotos de apariciones

En Parapsicología las apariciones son ante todo sinónimo de ectoplasma, telergía condensada, o sea, una formación fluida y plástica, generalmente fantasmagórica, representando estructuras corpóreas, tales como bustos, rostros, manos o miembros dispersos del cuerpo humano. En ocasiones se sintetizan objetos varios, como piedras, flores y formas extrañas. Las materializaciones son fenómenos presuntamente parafísicos que se suscitaron, en los años de la Metapsíquica, esto trajo grandes controversias y una total negación por parte de la ciencia oficial.
Adquiera su Manual de Hechizos Vudu AQUÍ


 

No cabe duda de que los fenómenos ectoplásmicos siguen constituyendo la parte más discutible de la fenomenología paranormal como también las fotos de apariciones, ya que de hecho nos encontramos en el límite de la capacidad humana de comprensión, pues estamos todavía muy lejos de conocer todas las fuerzas de la Naturaleza. Como muy bien decía Laplace, “sería poco filosófico negar la existencia de ciertos fenómenos, tan sólo porque no pueden ser explicados en el estado actual de nuestros conocimientos”.

Apariciones de Fantasmas

Fotos de apariciones de fantasmas

Al investigar las materializaciones o apariciones de fantasmas, sean de la clase que sean, vamos a enumerar dado que hay que tener presente cuatro puntos esenciales:

Primero: Los fenómenos observados pueden ser alucinaciones de los mismos participantes a las sesiones. La misma sugestión puede originar alucinaciones.

Segundo: Los espectros también pueden ser creaciones de la misma mente del médium, el cual mediante su energía telérgica puede impresionar una placa fotográfica o película, consiguiendo que se vea posteriormente fotos de apariciones, es decir, la fotografía del mismo pensamiento que ha tenido el médium.

Tercero: El hombre es un ser doble y posee, igual que un cuerpo físico, un segundo cuerpo, el psico-espiritual o cuerpo astral, y lo que queda fotografiado es el cuerpo astral que abandona su cuerpo físico y que puede convertirse en su doble, como pasa con el “Vardogr” y la bilocación.




Cuarto: Y por último, hay fotografiados, o que se presentan en una sesión de médium única, puede ser el cuerpo astral o el periespíritu, un cuerpo fluídico de naturaleza etérea, considerado como la envoltura semimaterial del espíritu humano cuando está separado del cuerpo de un ser que falleció y que se hace visible gracias al ectoplasma del médium, según la teoría espiritista.

Todo ello no hace sino poner de manifiesto que el mundo de las materializaciones es bastante misterioso y enigmático, por lo que no es de extrañar que en este terreno se produzcan tremendos fraudes con fotos y discusiones sin fin, sobre todo debido a las condiciones en que han de ser examinados tales fenómenos. Los médiums, o al menos la gran mayoría de ellos, insisten siempre en que las sesiones se lleven a cabo en locales oscurecidos o alumbrados tan sólo con una débil luz roja, a lo que hay que añadir que el médium ocupa entretanto un gabinete o cuarto oscuro donde puede manipular a su gusto. Y la mayoría de las veces, así es.

Sobre este particular decía el investigador H. Driesch: “No vacilo en afirmar que no se puede estar completamente seguro de un fenómeno no físico que ocurra en un lugar alumbrado por luz roja débil o incluso en la oscuridad.”

 

Sin embargo, si pasamos por todas las fotos y hechos ectoplásmicos que conocemos por el tamiz de la más severa de las críticas, no todos los hechos son falsificados, ni absurdos, aunque algunos de ellos no entren en el marco de nuestros conocimientos psicofisiológicos clásicos, como dice Robert Tocquet. Cinco médiums, por los menos, fueron reconocidos por los más escépticos científicos de Europa entera que no es poca cosa!!! todos de renombre dentro del campo de la ciencia oficial, como fenómenos auténticamente teleplásticos sin la menor sombra de duda. Los médiums estudiados fueron: Daniel D. Home, Jean Guzik, Eusapia Palladino, Franek Kluski y Rudi Schneider.

En este estudio descartamos todo hecho o fenómeno dudoso, debido a alucinaciones de la clase que sean. Tampoco tratamos, aunque sea un fenómeno muy interesante, los “fantasmas de la mente”, que crea siempre el mismo sensitivo, a voluntad. Y sólo someramente citamos las fotos del pensamiento y el caso asombroso de Ted Serios, ya citados anteriormente.

Aunque la historia de la llamada Efluviografía está llena de fraudes y personas que han lucrado vendiendo falsedades, la seriedad del departamento científico de una Universidad y la asombrosa valía del doctor Jule Eisenbud, científicamente reconocido como una persona extremadamente meticulosa en esta clase de estudios, dieron a conocer la potencialidad de lo que él llamaba un “ejemplar tipo”, con el cual se podían obtener fotografías del pensamiento, descartando las fotos de apariciones.

Al fotografiar el rostro de una persona desde una distancia de 50 centímetros, lo normal es que esa persona quede retratada en un primer plano (llamado close-up), pero en el caso del médium norteamericano Serios, al tomarle una fotografía caben otras posibilidades:

1° Que aparezca en forma borrosa su rostro preocupado.

2° Que se obtenga una foto totalmente negra, como si el obturador y el flash no hubiesen funcionado.

3° Que se logre una foto totalmente blanca, como si por fracciones de segundo la escena hubiera estado iluminada por miles de voltios.

4° Que la película registre algo increíble: el pensamiento de este extraño individuo. Son las fotos mentales, denominadas “paranormales”, o mejor “psicofotografías”, en las que no hay ningún truco. Son hechos comprobados científicamente que escapan a todo truco.

En realidad, ante hechos de tal naturaleza, nos damos cuenta que seguimos ignorando el gran poder que puede llegar a tener la mente humana que indescriptible y que no se sabe a ciencia cierta a lo que pude alcanzar. Casos así sólo se pueden definir como “individuos en los cuales el subconsciente está totalmente separado del yo consciente”, como decía Fierre Janet, lo cual es válido para Ted Serios, ya que su mente consciente, casi siempre es ignorante de lo que está ocurriendo cuando produce una fotografía paranormal. La hipótesis de la existencia de un “archivo de recuerdos vivientes”, como hemos dicho al principio, ha sido descartada, y más bien se cree posible que el fenómeno se produzca por una percepción extrasensorial que transforma mensajes telepáticos, sueños, e ideas, en fotografías que producen fotos de apariciones. Tal género de percepción, estaría sujeto a las mismas leyes de asociación, distorsión y condensación que registran los sueños de cualquier persona normal. El mismo profesor Eisenbud, al iniciar su experimentación con Ted Serios, se sentía animado a suponer que, las imágenes no eran nunca construidas al azar, y que Ted Serios podía responder a solicitudes bien concretas. Ciertas imágenes que recibía el sensitivo extrasensorialmente eran materializadas y cobraban vida fotográficamente gracias a su energía o a una energía independiente de él.

La realidad del fenómeno

Los fenómenos ectoplásmicos han sido siempre muy discutidos, pues pueden ser imitables y falsifícables con relativa facilidad. De todas maneras, como se ha dicho anteriormente, por inimaginables que nos parezcan, son reales.

El doctor Robert Tocquet, profesor de la Escuela de Antropología de París, dice lo siguiente sobre la ectoplasmia: “Se trata de una sustancia que puede ser gaseosa, líquida o sólida, según los casos y, da lugar a representaciones que pueden ser de manos, rostros, seres completos humanos y, a veces, animales. Estas materializaciones suelen aparecer mucho en fotos de apariciones que son luminosas por sí mismas, total o parcialmente.”

Entre los investigadores que constataron la realidad de la ectoplasmia se destacan el británico W. Croockes, el alemán Schrenck Notzing y el francés Gustave Geley. Y por lo que respecta a los médiums, a los sensitivos, sobresalen de una manera extraordinaria la Palladino y Eva C., aunque sus actuaciones fueron muy discutidas.

No todo son mentiras

Apariciones de FantasmasSimultáneamente al avance de las experiencias espiritistas de buena fe, proliferaban los embaucadores y falsificadores, que intentaron aprovechar a sus expensas las materializaciones y creaciones de materia ectoplásmica falsas. No fue poco el daño que causaron a las teorías espiritistas estos prestidigitadores, con sus maletines llenos de vaporosas muselinas y guantes rellenos, con los que intentaban y a veces conseguían engañar el buen sentido, la confianza, y la esperanza de sus contemporáneos. El descubrimiento de estos falsificadores de hechos y fotos, motivó parcialmente la desconfianza y la pérdida de prestigio en no pocos médiums de altura y seriedad, ya que además es un tema bastante complejo.

Sin embargo, la generación de ectoplasma continúa y sigue siendo investigada por científicos, la mayoría de las veces en serio; debería siempre serlo así. El Barón von Schrenck Notzing, ampliando el informe que antes se ha citado, afirmó que: “es una materia inicialmente semifluida, que posee ciertas propiedades de la materia viva, especialmente la capacidad de cambio de movimientos y de asumir diversas formas”.

Muchos estudiosos de diversas naciones han testimoniado, asimismo, la realidad de esta sustancia y su capacidad indiscutible para adoptar el aspecto y textura del tejido vital. Lo que no es óbice para que otros hayan descubierto que el ectoplasma, emitido por médiums fraudulentos que fingían apariciones de fantasmas, consistía simplemente en papel mascado, ropa y otros materiales diversos, expulsados por el embaucador cuando aparentaba encontrarse en situación de trance. Las dudas persisten, y los archivos constituyen un verdadero rompecabezas, con piezas que son verdad y piezas que son mentiras.

A pesar de lo expuesto, existen muchos parapsicólogos que aceptan la posibilidad de generación de ectoplasma que también se puede revelar en fotos de apariciones, mediante un notable conocimiento de los recursos del plano astral, concibiendo el hecho como una materialización de las vibraciones de la materia etérea, con la que se conjugan algunos de los elementos vitales de la persona generadora: leucocitos, indicios epiteliales, etc.

Por otra parte, se admite como incuestionable que la producción de materia ectoplásmica está limitada a un contadísimo número de personas, capaces de engendrar tal sustancia, y que ello tiene lugar inclusive sin que sea preciso el celebrar una reunión espiritista, no todas las personas tienen este poder de emitir estos fenómenos. Se asegura que dicha cualidad consiste esencialmente en el aprovechamiento al máximo de alguna de estas cuatro fuerzas:

1° Corrientes etéricas: Basada en la teoría de que sobre nuestro planeta circulan constantemente, de norte a sur, de Polo a Polo, corrientes etéricas de muy fuerte intensidad.

2° Presión etérica: Que se considera como una presión similar a la atmosférica, pero notablemente mayor.

3° La energía latente: Apoyada en la tesis de que existe una gran cantidad de energía potencial que quedó sin activar en la materia durante la evolución de un estado sutil a otro más denso.

4° Vibración simpática: Basada simplemente en los extraordinarios fenómenos que pueden obtenerse por medio de las vibraciones simpáticas.

Cuando existe un médium capaz de aprovechar una o varias de las fuerzas citadas, entonces puede conseguirse la producción de ectoplasma.

No hace falta subrayar que las teorías indicadas provenientes de Oriente no han merecido el beneplácito de los científicos occidentales que continúan observando con mucha aprensión ese discutido fenómeno de las emisiones ectoplásmicas.

Actualmente un grupo de investigadores norteamericanos está intentando recoger muestras de ectoplasma que no ofrezcan lugar a dudas, para realizar con dicha materia unos concienzudos y exhaustivos análisis, en los que se emplearán desde el microscopio electrónico hasta una computadora, para tratar de sentar, de una vez por todas, las bases del conocimiento de tan extraña materia, que unos consideran como la máxima materialización de los espíritus y otros la condensación de la telergía sin que los seres de ultratumba intervengan para nada.

 

 
Búsqueda personalizada

 
 
Copyright © 2008/2010. Espiritus y Fantasmas. Todos los derechos reservados.