Espiritistas

Como ya se hemos dicho anteriormente, los espiritistas son un conjunto de doctrinas y de prácticas para ponerse en comunicación con los espíritus, con los seres del Más Allá. En parte, la doctrina espiritista está basada en el espiritualismo cristiano y en parte, en la teoría oriental de la reencarnación. La nota característica de su práctica consiste en las comunicaciones con los espíritus mediante los médiums y ciertos procedimientos de evocación. El espiritismo, por los que respecta a la práctica, también tiene bastante del magnetismo y del hipnotismo. Adquiera su Manual de Hechizos Vudu AQUÍ




Espiritistas

Hay que tener presente, para comprender las teorías, que para los seguidores de ese movimiento el ser humano es trino y uno. Siguiendo antiguas creencias filosóficas, admiten que está formado del cuerpo físico o visible, de un alma o ser inmaterial (que es el espíritu encarnado en el cuerpo) y el lazo que une el alma con el cuerpo, la conexión entre la materia y el espíritu. Este lazo, llamado periespíritu, es una especie de envoltura semimaterial.

La ciencia espiritista

Esta creencia espiritista es antiquísima en su esencia desde los tiempos más remotos, puesto que la filosofía hindú distingue claramente entre alma (Budhi), espíritu (Atman) y entendimiento (Manas, Tschitta). Para los antiguos egipcios el ser humano estaba compuesto por un cuerpo (Dyet), un alma (Ba) y un espíritu o doble del cuerpo (Ka). Y en uno de los textos primitivos hebreos del Génesis se dice que el hombre presenta una triple unidad; cuerpo material, alma espiritual y espiritualidad superior. Ideas semejantes son pregonadas por diversas filosofías.

Modernamente la idea del trialismo del ser humano cuenta cada día con mayores adeptos, ya que explicaría, por ejemplo, los grandes fracasos del psicoanálisis y de la psiquiatría. El doctor Franz Vólgyesi, en su obra El alma lo es todo, no vacila en asegurar que hay que aceptar un tercer grupo de factores en el ser humano: el espíritu. “ En nuestros días -dice- precisamente empiezan los representantes de los círculos científicos más diversos a cultivar la opinión de que la vida (especialmente la humana) resulta el ensambla miento de tres componentes: materia, alma y espíritu... Una máquina como la humana sólo puede llegar a la existencia, si junto con las partes materiales (cuerpo) y su función (alma) concurre también el entendimiento que procede de más alto origen (espíritu).” Al sobrevenir la muerte se produce la destrucción del cuerpo, pero el espíritu conserva el periespíritu, que constituye con el alma, un cuerpo etéreo, invisible para nosotros en estado normal, pero que puede hacerse visible en determinadas circunstancias, como en algunas sesiones espiritista , por medio de los médiums. En otras ocasiones los entes invisibles se manifiestan espontáneamente sin esperar a que se les invoque, y generalmente hacen para transmitir algún mensaje o avisar de algún peligro inminente.

Mediums de efectos físicos
(Tienen la facultad de producir efectos materiales o manifestaciones ostensibles)

Médiums golpeadores:
Aquellos bajo cuya influencia se producen golpes, raps, o ruidos.
Médims motores:
Los que producen el movimiento de los cuerpos inertes.
Médiums de traslaciones y levitaciones:
Los que producen la traslación aérea y la suspención de los cuerpos inertes en el espacio o levitan.
Médiums de efectos musicales:
Los que hacen sonar ciertos instrumentos musicales sin tocarlos.
Médiums de apariciones:
Los que pueden provocar apariciones fluídicas o tangibles, visibles para los asistentes.
Médiums de aportes:
Los que colaboran con los espíritus para aportar objetos materiales en lugares herméticamente cerrados.
Médiums nocturnos:
Los que únicamente obtienen efectos físicos en la oscuridad.
Médiums psicógrafos:
Los que producen la escritura automática.
Médiums pneumatógrafos:
Los que obtienen la escritura directa.
Médiums curanderos:
Los que tienen el poder de curar o de aliviar la enfermedad por la imposición de las manos o de la oración.
Médiums exitadores:
Los que facilitan en otros la facultad de la escritura automática.
Médiums pintores y dibujantes:
Los que pintan o dibujan bajo la influencia de los espíritus o en estado de trance.

 

Mediums de efectos intelectuales
(Están dotados para recibir y transmitir las comunicaciones inteligentes)

Médiums auditivos:
Los que oyen a los espíritus.
Médiums parlantes:
Los que hablan bajo la influencia de los espíritus.
Médiums videntes:
Los que ven a los espíritus en estado de vigilia o despiertos.
Médiums inspirados:
Aquellos cuyos pensamientos son surgidos por los espíritus.
Médiums de presentimientos:
Los que reciben intuiciones de cosas futuras.
Médiums proféticos:
Los que reciben revelaciones de las cosas futuras y hacen predicciones
Médiums sonámbulos:
Los que entran en contacto con los espíritus en estado de sonambulismo.
Médiums extáticos:
Los que reciben revelaciones de espíritus en estado de éxtasis.
Médiums músicos:
Los que ejecutan, componen o escriben música por inspiración de los espíritus o en estado de trance.
 

Clases de médiums

EspiritistasMuchas de las cuales se explican hoy día en el campo de la Parapsicología , en el que se descarta la intervención de los espíritus y parece confirmarse la actuación del inconsciente humano y de fuerzas telérgicas y psicocinéticas del propio sujeto se apoyan, como hemos visto en los médiums, nombre que se da a aquellas personas que por su sensibilidad son indispensables en las sesiones espiritistas para que los espíritus se manifiesten cuando se les evoca, produciendo los llamados fenómenos mediúmnicos.

La voz médium deriva de la latina médium, medio, intermedario, es decir, la persona que puede servir de intermediario entre los espíritus y los seres humanos. Medianismo es la misión providencial de los médiums y mediumnidad o medianimidad la facultad que poseen estas personas, ya sea para retransmitir avisos de los espíritus o provocar fenómenos paranormales de tipo biofísico. De acuerdo con sus dotes y con las facultades o fenómenos que producen, los médiums han sido clasificados en una amplia gama de categorías, aunque pueden encasillarse, siguiendo las doctrinas y especificaciones de Allan Kardec, en dos grandes grupos: médiums de efectos físicos y médiums de efectos intelectuales, los cuales detallamos en sus correspondientes tablas para facilitar su asimilación.

El conocer las diferentes clases de médiums sirve, principalmente, para tener una idea clara y ordenada de la principal fenomenología. Al mismo tiempo nos ayuda a comprender las inmensas facultades que se albergan en el seno espiritista y que sólo se manifiestan en circunstancias extraordinarias, dado que el hombre contemporáneo las mantiene aletargadas o encerradas en la cárcel de su materialismo.

 

 

Búsqueda personalizada


 
 
Copyright © 2008/2010. Espiritus y Fantasmas. Todos los derechos reservados.