Fantasmas Duendes

Casas encantadas con duendes y apariciones

En esta parte del sitio en el que hablaremos de los fantasmas duendes, empezaremos por tratar de definir que significa la palabra duende; que por otra parte no es nada sencillo para el idioma castellano ya que el vocablo duende, parece derivar de la voz duendo y a su vez del céltico deñeet (domesticado, familiar), pero existen otras dos casos de duendes y acepciones bien distintas del mismo: la del duende propiamente dicho, ente universal de las tradiciones populares, ser fantástico de pequeña estatura, y la de fantasma, espíritu o aparecido, ser que se materializa bajo ciertas circunstancias y que viene a ser una especie del doble energético de una persona fallecida. Adquiera su Manual de Hechizos Vudu AQUÍ




Fantasmas Duendes



Fantasmas duendes y apariciones

De los fantasmas duendes que perduran en las tradiciones milenarias de los pueblos, así como de sus congéneres enanos, los gnomos, los kobolds, los follets, los trasgos, los lutines, etc., se hablará al tratar de los seres fantásticos y sobrenaturales, ya que no le incumbe a la Parapsicología su estudio. Aunque esta ciencia, en una de sus ramas, estudia los fenómenos relacionados con lo que se ha dado a llamar poltergeist, ya que los ruidos, rotura de objetos, movimientos de muebles, etc., todo ello a distancia, se atribuía antiguamente a los fantasmas domésticos de las tradiciones populares. Esta denominación alemana ha obtenido renombre y ha sido aceptada internacionalmente para designar a toda esa fenomenología tan característica que entra de lleno en el terreno de la Parapsicología.

 

Hay que recalcar que dentro del poltergeist se encuadran roturas de cristales, estallidos de lámparas, desplazamiento de los objetos más variados, golpes, ruidos, etc., todo ello sin causa aparente, como si estuviera producida por seres invisibles, y también la posible influencia de espíritus (visibles en determinadas circunstancias o momentos),en tales fenómenos. Los parapsicólogos partidarios de la escuela físicomecanicista se inclinan por creer que los poltergeist no son nada más que manifestaciones telérgicas a distancia (telecinesia) o psicocinéticas según la escuela americana, es decir, rechazan toda intervención de espíritus, de seres sobrenaturales o fuerzas invisibles ajenas al sujeto, achacando a los efluvios psicorrágicos de éste la causa directa de estos trastornos físicos. Esto significa que, para ellos, la telergía es la fuerza invisible que desplaza los objetos cual si se tratase de un fuerte chorro de aire, y atribuyen la misma causa a los ruidos y golpes que se oyen en las paredes, suelos, puertas y muebles, conocidos por tiptología o duendes y apariciones.



Otros investigadores son partidarios de la existencia de fuerzas desconocidas, de seres misteriosos, de espíritus, de fantasmas duendes que actúan o se manifiestan en algunas ocasiones con la fenomenología poltergeist.

Tampoco faltan los que opinan que los efectos físicos citados, típicos de las llamadas casas encantadas, se deben a impulsos de fuerzas espirituales emitidas por personas vivas que residen en o cerca del lugar que sufre la manifestación. En este caso, la causa es una variante de la fenomenología telérgica, pero espiritual en vez de material.

Fantasmas DuendesEn Parapsicología, como sucede con otras ciencias, lo importante no es defender una u otra teoría, sino indagar en busca de la verdad, y esto solo puede hacerse si el estudioso posee una mente abierta a todas las posibilidades y no dejarse arrastrar por prejuicios de la ciencia positivista. A la Parapsicología le queda mucho camino por recorrer, y el tiempo dirá qué hipótesis es la verdadera. Hoy por hoy debe seguir estudiando la más mínima posibilidad de un fenómeno, por inverosímil que parezca la explicación o el camino a seguir. No pude descartar nada a priori, ya que la sorpresa científica puede producirse en el momento más inesperado.

Famosos parapsicólogos contemporáneos tales como J. G. Pratt, Hans Bender, Hans Holzer, A. Rovatti, J. Roca Montañola, Eduardo Balanovski, Oscar G. Quevedo, Milán Ryzl, Germán de Argumosa, W. G. Roll y Arthur Hastings. Dos de ellos representan los polos opuestos de las hipótesis indicadas: Hans Bender es un partidario acérrimo de que los poltergeist son fenómenos telecinéticos y Hans Holzer, conocido mundialmente como el Ghost Hunter, posee una gran experiencia en este campo, la mayoría de las veces utilizando como médium a Sybill Leek, la reina de las brujas de Inglaterra, a Jeanie W., a Ethel J. Myers y a Heather P., siendo un ferviente defensor de la existencia de espíritus en las casas en las que se producen estas apariciones de duendes. Otro de los investigadores en este campo el británico Benson Herbert, del Paraphysics Laboratory de Downton, que colaboró con Sybil Leek para desentrañar los fenómenos misteriosos que se producían en una vieja casa de Southampton, Inglaterra, y que al final se atribuyeron al espíritu de uno de sus antiguos moradores.

Sean los agentes espíritus o la telergía emitida por personas vivas en un estado anímico difícil o conflictivo, lo cierto es que las casas encantadas siguen existiendo en nuestra era atómica y que los golpes sin causa aparente y los movimientos de objetos a distancia siguen desconcertando y asustando a la gente.

Lo cierto es que los casos son temas fascinantes, desconcertantes y enigmáticos de hoy en día, como también lo fue desde hace siglos.

 

 

Búsqueda personalizada


 
 
Copyright © 2008/2010. Espiritus y Fantasmas. Todos los derechos reservados.