Comida italiana
 

 

 

 

Comida Italiana

SUS REGIONES GASTRONÓMICAS

Emilia

La región italiana de la Emilia, si la consideramos gastronómicamente como comida italiana, está cubierta por una gran hoja de masa, elástica, largamente elaborada por las manos generosas de las amas de casa, Rica en harina, huevos y en una gran paciencia, Está cortada en cuadrados, rectángulos, rombos, redondeles que siempre serán capaces de cerrarse como un pañuelo, como un platillo conteniendo algún relleno especial.


 

Comida Italiana  
Liguria

La Liguria puede compararse con un largo y estrecho balcón bordeado de un lado por el azul Mediterráneo y por el otro protegido por una pared de montañas que le hacen de telón de fondo. Estas características geográficas dan a su gastronomía, un acento particular; pues obligan a buscar en el mar una fuente de recursos alimentarios, y a la vez han descubierto que en ese pañuelo de tierra que poseen, es posible sembrar en pequeñas terrazas todo cuanto necesitan para subsistir.

 

Comida italiana en Lazio

Comer a la romana es comer en compañía. En otras ciudades, “juntos” se va a escuchar un concierto, una comedia, ver una película o a reunirse en el café. Para el romano, la presencia de la gente amiga se disfruta mejor saboreando una buena comida italiana. Salvo excepciones, las famosas “trattorie” de Roma no viven de la clientela turística, Las colman cada día ellos, que entre plato y botella mantienen el diálogo vivaz, saludable práctica para la amistad.


Sicilia

La cocina siciliana, es variada y compleja como su historia, intensamente marcada por muchas dominaciones, opulenta, coloreada, rica en miles de aromas. Nos encontramos en una isla grande y plena de sol, donde éste saboriza todo, desde el grano hasta las naranjas. En Sicilia, las tradiciones gastronómicas permanecen vivas y forman parte de la identidad cultural de cada siciliano, cualquiera sea su nivel social. La gastronomía es allí base de la vida familiar y social: no sólo es alimentarse, comer para vivir, sino que también tiene un contenido estético que provoca reacciones psíquicas y que se manifiesta en la vida espiritual y de relación.

 
Lasañas verdes al horno

Ingredientes:

Comida ItalianaMasa: 300 g. de harina
¼ k. de espinacas
2 huevos

Relleno:

50 g. de manteca
1 zanahoria
1 rama de apio
50 g. de panceta ahumada
200 g. de carne de cerdo
100 g. de jamón crudo
sal, pimienta
1 cucharada de extracto de tomates
2 hígados de pollo
100 g. de crema de leche
queso parmesano rallado
½ l. de salsa bechamel

Preparación:

Para realizar esta receta, poner una cazuela de barro y poner la manteca junto con la zanahoria, el apio, la cebolla y la panceta picada muy finas; rehogar durante unos minutos y luego agregar la carne de cerdo y el jamón crudo pasados por la máquina de picar carne. Adicionar el extracto de tomates disuelto en una taza de agua caliente. Sazonar con sal y pimienta y continuar la cocción a fuego moderado, agregando un poco más de agua para que el relleno no quede seco. Por último, incorporar los hígados de pollo bien lavados y cortados en trocitos, cocer por espacio de 5 minutos más e incorporar la crema de leche, mezclar bien y controlar la sazón. Retirar la salsa del fuego y mantener al calor.

Mientras, procesar las espinacas lavadas, hervidas y escurridas agregando la harina y los huevos, y trabajar la masa en la procesadora por espacio de 8 minutos. No debe quedar demasiado blanda y si se pega a las manos conviene añadir más harina. Estirar la masa con el palote lo más fina posible. Cortarla en tiras anchas del tamaño de la fuente en que se cocinarán las lasañas. Estirar los recortes de la masa hasta emplearla totalmente. Calentar en una cacerola de tamaño adecuado abundante agua con sal; cuando tome punto de hervor cocer las lasañas, echándolas de a una o dos por vez, retirarlas a punto “dente” y pasarlas un momento por agua fría.

Extenderlas sobre un lienzo seco para que absorba el agua. Enmantecar una fuente para horno, extender una capa de lasañas en el fondo, cubrir con un poco de salsa, espolvorear con queso parmesano y repetir esta operación, intercalando cada tanto salsa bechamel. La última capa debe ser de lasañas, cubierta con salsa bechamel y espolvoreada con abundante queso parmesano rallado, esparcir algunos terrones manteca y gratinar en horno caliente hasta que la superficie tome un lindo tono dorado.
Retirar y servir de inmediato.

“Picata” de ternera a la romana

Ingredientes:

8 escalopes de ternera
sal, pimienta
salvia picada
aceite
100 g. de champiñones frescos
manteca
jugo de limón
100 g, de jamón cocido
4 pocillos de arroz
1 lata de arvejas al natural
casquitos de limón
ramitos de perejil

Preparación:

Golpear ligeramente los escalopes para emparejar su grosor y forma. Asarlos en una sartén con un poco de aceite y manteca dándolos vuelta y vuelta para que queden cocidos parejos. Salar, pimentar y perfumar con la salvia. Lavar prolijamente los champiñones, cortarlos en láminas y saltearlos en manteca y un poco de jugo de limón. Sazonar con sal y pimienta y agregar el jamón cortado en tiritas. Continuar la cocción durante unos minutos más.

Tener hervido el arroz, para nuestros escalopes de la comida italiana, a punto “dente” y sazonarlo con manteca derretida y dorada. Remover y mezclarlo con las arvejas escurridas y salteadas en manteca. Disponer los escalopes en forma escalonada sobre uno de los lados de una fuente adecuada, cubrirlos con la salsa de champiñones y jamón y distribuir el arroz al lado de ellos. Decorar la fuente con casquitos de limón y ramitos de perejil.

Comida ItalianaGuisito de cerdo a la Toscana

Ingredientes:

1 kg. de carne de cerdo
50 g. de manteca
1 cucharada de aceite de oliva
hojitas de salvia
caldo de carne
1 vaso de vino tinto
sal, pimienta

Preparación:

Quitar el exceso de grasa del trozo de carne y ponerlo en una cacerola, agregar la manteca, el aceite y las hojitas de salvia. Condimentar con sal y pimienta. Tapar la cacerola y cocer a fuego suave dándolo vuelta de tanto en tanto. Cuando la carne se haya dorado, verter el vino y dejarlo evaporar; continuar la cocción hasta que esté a punto. Desgrasar el jugo, adicionar un cucharón de caldo, remover y dejar espesar un poco. Retirar la carne, cortada en porciones, rociarlas con el jugo de la cocción y servir acompañada con papas hervidas al natural o con puré de arvejas. Este guisito es digno representante de la cocina de Toscana.

Caponata

Ingredientes:

400 g. de berenjenas
1 cebolla picada fina
1 ramita de apio en trozos
250 g. de tomates, pelados, quitadas las semillas y picados
100 g. de aceitunas negras descarozadas
1 cucharada de alcaparras
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de vinagre
aceite de oliva
pimienta negra, sal

Preparación:

Lavar las berenjenas para comenzar a preparar esta receta mediterránea, quitarles la parte superior con el tronquito y cortarlas en dados de 2 cm. de lado, ponerlas en un colador y espolvorearlas con sal; dejarlas así durante una hora para que suelten el amargo. Después pasarlas debajo del chorro de agua fría y secarlas con un lienzo. Calentar 4 cucharadas de aceite en una sartén y freír la cebolla a fuego suave. Cuando empiece a dorarse, añadir el apio; rehogar y agregar los tomates. Mantener a fuego suave y cuando se reduzca un poco el líquido, incorporar las aceitunas, las alcaparras, el azúcar, el vinagre y una pizca de pimienta molida.

Dejar rehogar a fuego suave.

En otra sartén verter 5 cucharadas de aceite y cuando esté caliente, saltear las berenjenas y cocerlas hasta que estén blandas. Mezclar con la preparación anterior y salar ligeramente. Mantener en el fuego por espacio de unos minutos más y dejar reposar. Cuando la Caponata esté fría se puede acentuar el punto de agridulce adicionándole más azúcar o vinagre.

Esta preparación es especial para acompañar carnes y aves.

 
 
Búsqueda personalizada

 
 

Visite nuestra Página Principal ENIGMAS Y MISTERIOS haciendo click aquí

 

 
Copyright © 2008/2009. Comida Europea. All Rights reserved.